Otro fallo en el Puente de las Delicias retrasa la salida de un crucero

  • Dos empresas han presentado ofertas para las obras de mejora en la pasarela móvil, que se podrían adjudicar la próxima semana

Una vista del Puente de las Delicias, que sustituyó en el año 1990 al antiguo puente de hierro de Alfonso XIII. Una vista del Puente de las Delicias, que sustituyó en el año 1990 al antiguo puente de hierro de Alfonso XIII.

Una vista del Puente de las Delicias, que sustituyó en el año 1990 al antiguo puente de hierro de Alfonso XIII. / juan carlos vázquez

La Autoridad Portuaria de Sevilla confirmó ayer que el pasado jueves se produjo un nuevo fallo mecánico en el Puente de las Delicias, cuyas hojas se elevan para que puedan pasar grandes embarcaciones por el río. El incidente provocó retrasos en la salida del crucero Adonia, que tuvo que esperar en el muelle de las Delicias bastante más de lo previsto inicialmente. Según algunas fuentes, el retraso fue de al menos 45 minutos, aunque otras fuentes del Puerto de Sevilla consultadas aseguran que la afección en sí por la avería fue mucho menor, de unos 15 minutos.

El portavoz del Puerto explica en este sentido que el crucero pidió un remolcador para salir con mayor seguridad de la zona. Fue esto lo que hizo que la maniobra se desarrollara bastante más despacio de lo habitual y no el mal funcionamiento del puente.

En cualquier caso, la Autoridad Portuaria de Sevilla volvió a admitir ayer la necesidad de acometer, como está previsto, las obras para modernizar todo el sistema mecánico de esta pasarela móvil, que se inauguró hace ya casi 30 años y que ha quedado obsoleto en gran medida. Hay que mejorar, entre otras cosas, todo el dispositivo eléctrico y la instalación hidráulica. Ambos sistemas están detrás de la mayoría los fallos en el puente que se han sucedido en los últimos años y que han afectado de forma importante tanto al tránsito de embarcaciones por el cauce del Guadalquivir como al tráfico que circula en la superficie, en uno de los principales accesos a la ciudad de Sevilla.

La Autoridad Portuaria de Sevilla licitó estas obras -el llamado Proyecto de adaptación del puente móvil de las Delicias a nuevos requerimientos- hace unos meses por 3,6 millones de euros. El plazo para presentar ofertas finalizó el pasado 12 de julio. Según informaron ayer fuentes del Puerto de Sevilla, se han presentado dos propuestas de otras tantas uniones temporales de empresas. Según el portavoz de la entidad, dependiente del Ministerio de Fomento, la adjudicación se podría resolver del todo la próxima semana. Previsiblemente el miércoles, precisó.

El proceso de evaluación está durando algo más de lo previsto, porque una de las propuestas incluye una importante baja con respecto al presupuesto inicial de la licitación. En concreto, se ha ofrecido a realizar las obras por algo más de 2,9 millones de euros frente a los 3,6 del presupuesto de salida, según consta en el acta de apertura de ofertas, que se celebró el 31 de julio. Tras ello, se le dio un plazo de cinco días para que pudiera aportar información adicional, ya que se considera la oferta "anornalmente baja".

Ha presentado oferta la Unión Temporal de Empresas (UTE) Helipol-Tecade, por un presupuesto de algo más de 3,6 millones de euros, que ha obtenido 82,92 puntos de la comisión técnica. La otra oferta es de la UTE API Movilidad-Imesapi-Ecocivil, que ha obtenido algunos puntos más de la comisión técnica, 86,67, pero es la que presenta dudas por la oferta a la baja de la proposición económica.

Según anunció hace unos meses, la intención de la Autoridad Portuaria de Sevilla es que estas obras comiencen a finales de este mismo año, en el mes de diciembre, y se prolonguen en una primera fase que sólo afectará al tráfico portuario hasta febrero de 2018.

Con la misma se renovará completamente la instalación hidráulica, se sustituirán los rodamientos y todo el alumbrado, sensores, sistema de control y telecomunicaciones. Entre otras cosas, en esta fase también se harán reparaciones en la calzada y los acerados del puente. La segunda fase se desarrollará ya el próximo verano, aproximadamente entre el 15 de julio y el 31 de agosto. Las obras se programarán para garantizar la entrada y salida de cruceros autorizados, al menos, cuatro. "Estamos enfocando esfuerzos y trabajando activamente para agiliar la reparación del puente y evitar afecciones a la navegación y al tráfico terrestre", insistió el mismo portavoz.

La pasarela móvil se inauguró en 1990 y sustituyó al antiguo puente de hierro de Alfonso XIII. El deterioro de sus instalaciones ha hecho que en los últimos años se hayan producido alrededor de una decena de averías que en algún caso han hecho que el puente no se pudiera utilizar durante varios días, con notable afección al tráfico. Una de las averías más graves se produjo en marzo de 2016, cuando un fallo eléctrico impidió bajar las plataformas levadizas para el paso de vehículos y peatones, y el problema duró varias horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios