Sevillanías en el azulejo

  • PintorEl pintor de Nervión lleva más de medio siglo expresando su manera de ver Sevilla en azulejos de pequeño y gran formato

Comentarios 1

A sus 75 años, Ventura Franco aún continúa en activo en su taller del número 10 de Muñoz Seca, en Nervión. Por mucho que pudiera estar en su casa, este pintor de sevillanías no quiere dejar de trabajar en su especialidad, los azulejos. En sus obras se reflejan sus vivencias y su modo clásico de sentir esta ciudad. Los fieles y profundos retratos de cristos y vírgenes recuerdan su pasado de nazareno de ruán en las cofradías del Gran Poder, el Silencio y Las Penas. Los bodegones y las estampas costumbristas son testimonios de su aprendizaje de niñez, en la que las obras de Zurbarán o Gonzalo Bilbao eran los referentes populares. En sus detalles preciosistas están las huellas que quedaron impresas en su retina de seise. Ventura formó parte de este grupo litúrgico durante cinco años junto con su hermano Antonio, temporada en la que su madre vio apoyada la manutención de sus hijos a cargo del cabildo catedralicio en unos años (1942-1947) de gran necesidad en todo el país. En su mocedad, una vez iniciada ya la carrera como pintor, trabajó durante una larga temporada en el Teatro Imperial, donde pudo conocer a grandes figuras del espectáculo y la farándula, lo que le introdujo en la bohemia de una Sevilla que fue haciendo de él una persona abierta a las influencias estéticas que afloraban en los sesenta y setenta. Hoy continúa desgranando su arte en su pequeño taller, con Sevilla como musa y modelo.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios