Sevilla

El TSJA falla que el SAS discriminó a una enfermera por tener un hijo

  • Obliga al Virgen del Rocío a readmitir a la profesional y a indemnizarla al no renovarle el contrato "por comportamiento discriminatorio por razón de sexo"

Comentarios 8

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por discriminar a una enfermera por ser madre. Los hechos se remontan al día 31 de diciembre de 2005 cuando el Virgen del Rocío decidió interrumpir la relación laboral que mantenía con la demandante desde 1998. Pocos días antes, el 27 de diciembre, la enfermera afectada dio a luz. La profesional se encontraba de baja por maternidad cuando el resto de sus compañeros -en su misma situación temporal- renovaron sus contratos con el SAS. Ella se vio con un pequeño en el mundo y sin contrato, después de siete años en el SAS.

Aunque los nombramientos de la enfermera para trabajar en el hospital tienen carácter temporal, lo cierto es que el encadenamiento de los contratos desde 1998 definen "una situación de interinidad propiamente dicha", según consta en el fallo.

La decisión del hospital de interrumpir esta relación laboral "se produjo, no por motivos profesionales, sino exclusivamente como consecuencia de que la recurrente estuviese en situación de baja por maternidad, lo que revela, con arreglo a la doctrina constitucional, un comportamiento discriminatorio por razón de sexo contrario al artículo 14 de la Constitución", consta en la decisión judicial.

El alto tribunal andaluz obliga ahora a la administración sanitaria a readmitir a la profesional en el centro hospitalario, con abono de todas las retribuciones desde el 1 de enero de 2006, fecha en la que se interrumpió su relación laboral con la Administración andaluza. Esta sentencia es firme y no cabe recurso contra ella. Y lo cierto es que la enfermera se encuentra actualmente trabajando en el Virgen del Rocío.

El sindicato Satse, que asesoró jurídicamente a la enfermera ante el tribunal, lamentó ayer "la política de igualdad que tanto se pregona desde la Junta de Andalucía cuando en la práctica son los tribunales los que tienen que velar por su cumplimiento". El sindicato de Enfermería recuerda que no se trata de la primera vez que el TSJA condena al SAS por un trato discriminatorio. En 2003 la sala de lo Social del alto tribunal andaluz condenó a la Administración por despedir a una enfermera del Hospital Virgen Macarena que estaba embarazada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios