Varios policías declararán en la Fiscalía por el caso de Casas Viejas

  • El fiscal investigará si los 'okupas' cometieron injurias al denunciar torturas

La Fiscalía de Sevilla tomará declaración como testigos a varios policías en la investigación abierta para determinar si los okupas del edificio de Casas Viejas cometieron delitos de injurias y calumnias al acusar de torturas a la Policía y a los bomberos.

De momento no han sido citados los bomberos, que también fueron acusados de torturas y malos tratos por los activistas tras ser desalojados por orden judicial del edificio ocupado. Entonces, los okupas aseguraron que "llegaron a temer por su vida" y Agustín Toranzo, de 39 años, manifestó que decidió soltarse de las cadenas con las que se había anclado a la pared cuando se hicieron "insoportables" las "torturas" a las que, según dijo, le sometió la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios