Viera advierte que no pagará ningún peaje para apaciguar el partido

  • El secretario provincial del PSOE presenta su candidatura a la reelección tras lograr el apoyo del 75% de los delegados

"Si alguien cree que consenso es sinónimo de pagar un peaje, se equivoca". Ni concesiones ni cuotas para la corriente opuesta a su reelección como máximo dirigente del PSOE de Sevilla. Con la seguridad que brinda el aval de 327 de los 429 delegados que designarán el próximo 19 de julio la nueva cúpula del partido, el secretario general de los socialistas sevillanos, José Antonio Viera, lanzó ayer un claro mensaje al sector crítico del partido en un tono de triunfalismo contenido.

Viera destacó que "si otros deciden presentar su candidatura, nos parece bien, pero no vamos a poner sobre la mesa un escenario donde la gente acuda con una representación como si se tratara de un paquete accionarial". "Puedo decir que soy candidato por expreso mandato del suficiente número de delegados", manifestó José Antonio Viera, que espera ser apoyado "por el cien por cien de los militantes" en el congreso provincial.

Y no estaba solo en las oficinas de Clara Jesús Montero, la sede provisional del PSOE sevillano, sino que compareció junto a destacados miembros de su guardia pretoriana, como el alcalde de La Rinconada, Javier Fernández; el portavoz socialista en Dos Hermanas, Agustín Morón; el delegado de Empleo, el camero Antonio Rivas; la secretaria provincial de Organización, Susana Díaz; la diputada Verónica Pérez o la alcaldesa de Villanueva del Río y Minas, María José Cervantes.

José Antonio Viera cuenta con el apoyo firme de más del 75% de los delegados. "Tienen un mandato cerrado de sus asambleas para apoyar a la candidatura que yo presente", explicó el secretario general del PSOE sevillano, que indicó que "el resto de los delegados no tienen un mandato concreto, aunque no hay otras candidaturas". La candidatura que encabeza Viera, que hasta el momento es la única que se ha presentado a la elección, cosechó el apoyo del total de los compromisarios en la provincia, mientras que en la capital los críticos fueron mayoritarios, y obtuvieron 91 de los 117 delegados en liza. Otros diez recayeron en la alternativa propugnada por el ex dirigente José Caballos, cuya orientación final en el congreso es una incógnita.

"La radiografía de la capital se corresponde con una pluralidad que es seña de identidad de la organización, pero siendo un proceso vivo, lo que importa es el resultado final", señaló el dirigente socialista, que subrayó que "no es un motivo de preocupación el que la pluralidad se manifieste en dos y tres listas". Esta divergencia entre los resultados de los pueblos de la capital no provocará una ruptura en la gestión del partido. "En ningún momento habrá una dirección política para la provincia y otra para la capital", sostuvo José Antonio Viera, que admitió que "en la capital debe haber una estructura más amplia que haga posible recoger las demandas de los ciudadanos".

El secretario general de los socialistas sevillanos consideró "interesante" la enmienda de la agrupación local de Dos Hermanas para modificar el proceso de elección de los delegados. Ésta es una de las 333 enmiendas presentadas a las ponencias marco del congreso federal y regional, en los que Sevilla será la provincia con mayor representación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios