Los artesanos de los once talleres en el corralón de Castellar evitan su desalojo

  • Los trabajadores han alcanzado un acuerdo con el propietario del inmueble y la Junta para renovar el alquiler por un año

Comentarios 3

Los artesanos de los once talleres en el corralón de la calle Castellar han alcanzado un acuerdo con el propietario del inmueble, Garajes Santa Inés, y la oficina del Área de Rehabilitación Concertada (ARC) de la Junta de Andalucía por el que en septiembre "se renovará el contrato de alquiler por un año", evitando así el desalojo de los mencionados talleres.   

En declaraciones a Europa Press, uno de los artesanos, Jesús Fieiras explicó que tras una reunión mantenida esta semana con representantes de los talleres, el propietario y la ARC, acordaron "volver a reunirse en septiembre para firmar un contrato de un mínimo de un año y que se respete la subida del IPC en cuanto al alquiler".

Según Fieiras, en la reunión el propietario planteó "la necesidad de hacer una obra de rehabilitación en el inmueble, así como que un arquitecto analizara el edificio y elaborase un informe", por lo que, en el caso de que hubiera que realizar la obra, "se ha comprometido a realojarnos en otros talleres". Así, los 12 artesanos que trabajan en dichos talleres mantendrían su puesto de trabajo.

Jesús Fieiras señaló que "llevará su tiempo" saber si tendrán que realizarse las obras, ya que hasta después del verano no se reunirán ambas partes ni los arquitectos visitarán el corralón. Será entonces cuando sepan, en el caso de que hubiera que rehabilitar el edificio, si pueden quedarse en los talleres durante el desarrollo de las obras o, por el contrario, tienen que buscar un sitio para su realojo. 

Los artesanos explicaron además que para el contrato existen dos posibilidades, subdividir los talleres de manera individual -los once talleres se encuentran en un mismo espacio de 250 metros cuadrados-, "lo que supondría un incremento del alquiler" o, como mejor opción, constituirse como sociedad y que el contrato se le realizara a dicha sociedad.

Miembros de la Plataforma de Artesanos del Casco Antiguo (PACA) celebraron el pasado viernes 18 de julio una cacerolada frente al Ayuntamiento hispalense, que celebraba pleno ordinario, para protestar contra el "inminente" desalojo de los once talleres en el corralón de la calle Castellar, ya que los artesanos afectados recibieron un burofax de la propiedad que les conminaba a abandonar sus talleres "antes del próximo 1 de septiembre". 

En este sentido, explicaron que este lugar alberga diferentes talleres artesanales desde hace más de un siglo y constituye, de hecho, "uno de los reductos para este tipo de oficios en el centro histórico de Sevilla", y criticaron que la Administración "viene haciendo oídos sordos a las múltiples denuncias del colectivo de artesanos agrupados en la PACA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios