La ciudad de los 1.127 apartamentos

  • En un año estos alojamientos han aumentado un 50%

  • Franceses e italianos sonlos principales clientes extranjeros

Comentarios 7

El sector de los alojamientos turísticos vacacionales se encuentra en plena burbuja. Sólo en Sevilla capital hay actualmente 1.127 apartamentos turísticos regularizados (dato de junio de 2017), casi un 50% más que en el primer semestre de 2016, y el doble que hace cinco años, según datos del Ayuntamiento de Sevilla. A esto se suman los pisos o viviendas con finalidad turística (VFT), un total de 2.153, según los registros de la Consejería de Turismo y Deporte. Estos últimos no contaron con una normativa en Andalucía hasta el pasado año.

Evolución de los apartamentos turísticos en Sevilla Evolución de los apartamentos turísticos en Sevilla

Evolución de los apartamentos turísticos en Sevilla

"Estamos viviendo un boom turístico vacacional, pero abrir un alojamiento turístico no es ningún chollo", reconoce Ignacio Jariod, vicepresidente de Apartsur (Asociación de Viviendas Turísticas y Vacacionales de Andalucía). "Tras la fuerte crisis inmobiliaria, muchas personas que invirtieron en inmuebles se vieron con un paquete de viviendas que no habían conseguido vender y decidieron dedicarlas a alojamientos turísticos atraídos por el ruido que se estaba formando en este sector", continúa. "No es un sector ruinoso, pero hay que dedicarle mucho tiempo, esfuerzo y dinero para cumplir con los estándares de calidad".

454Peticiones. Urbanismo recibe estas solicitudes de cambio de licencia de viviendas a uso turístico desde enero

Un total de 133.331 viajeros se hospedaron en apartamentos turísticos durante el primer semestre de este año. Se trata de un 41% más que en el mismo periodo de 2016, mientras que en el sector hotelero, este número apenas creció un 0,41%. También aumentaron las pernoctaciones realizadas, con grandes diferencias entre los apartamentos (un 39,12% más) y los hoteles (sólo un 2,10% más).

Según el informe El turismo en Sevilla, con fecha de junio de 2017, elaborado por la Universidad de Sevilla y facilitado por el Ayuntamiento hispalense, en la capital hay 1.127 apartamentos con 3.899 plazas, que generan 342 empleos directos.

El número de apartamentos se ha duplicado con respecto a hace cinco años, en 2012, cuando sólo había 581. En este periodo también ha aumentado de forma considerable el personal ocupado (un 171,5% más) y las plazas (casi un 127%).

Estos números no paran de crecer. En 2016, la Gerencia de Urbanismo gestionó 721 cambios de licencias de inmuebles residenciales para uso turístico. En lo que va de año (del 1 de enero al 3 de agosto), se han recibido 454 solicitudes de cambio de licencia y 42 para obras de nueva edificación o de reforma de un inmueble para la apertura de un hotel, apartamentos turísticos o hostel, según el Ayuntamiento de Sevilla. De hecho, está prevista en breve la apertura en la Alameda de Hércules de un complejo turístico. La Casa de los Bucarelli, en la calle Santa Clara, considerado Bien de Interés Cultural, también contará con nueve apartamentos tras la aprobación de las obras. Y en junio, Urbanismo autorizó la construcción de tres viviendas turísticas en el conjunto de la Casa de la Moneda.

En la provincia también se ha experimentado un importante cambio. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en diciembre de 2016 había 1.535 apartamentos turísticos, un 71% más que en 2010. Sevilla es la segunda provincia andaluza con más alojamientos de este tipo. Málaga rompe todos los moldes, con más de 9.000.

En cuanto a la procedencia de los viajeros que utilizan este tipo de hospedaje, la tendencia es la misma a nivel local que provincial: los extranjeros son mayoría, aunque no hay mucha diferencia entre nacionales e internacionales. A nivel nacional, destacan los andaluces, que representan más del 35% de los viajeros españoles que se hospedan en apartamentos de Sevilla capital. Les siguen los madrileños y en tercer lugar los catalanes. Con respecto a los turistas extranjeros, los franceses son los que más apuestan por este tipo de alojamiento (el 14% del total), seguidos de los italianos, los ingleses y los estadounidenses, según datos del Ayuntamiento de Sevilla correspondientes al primer semestre de 2017.

El perfil de los demandantes de este servicio es una familia con tres o cuatro miembros que quiere pasar en la ciudad de dos a tres días. Las estancias en los apartamentos turísticos varía en función de la zona y son más largas en la costa. Antes, estos alojamientos eran utilizados para estancias largas principalmente, pero esta tendencia ha cambiado. En 2010, la estancia media era de 7 días, hoy, en Sevilla, es de 2,5 noches, según el último informe del INE. La de los hoteles se sitúa en 1,95. "Es muy raro que las familias o parejas que viajan pasen estancias largas. Además, a nosotros tampoco nos interesa, nos beneficia que haya la mayor rotación posible", comenta Ignacio Jariod, vicepresidente de Apartsur.

Para Jariod existe "mucha confusión y demagogia" en torno a los apartamentos turísticos. La clandestinidad está dañando la imagen de este sector. Los pisos que se alquilan a turistas de forma ilegal "nos están afectando mucho desde el punto de vista económico y a nuestra reputación profesional", explica el vicepresidente de Apartsur. "Hay que luchar contra esa economía sumergida y un modo de hacerlo es pedirle a las plataformas web que no hagan la vista gorda y que pidan a los que quieren anunciar un piso en su web, el número de registro legal que otorga la Consejería de Turismo", afirma.

Es este "sector pirata" el que "causa daños en el centro de la ciudad y "confrontaciones" con los vecinos y los hoteleros. "Nosotros queremos jugar con las mismas reglas", asegura Ignacio Jariod. "Tenemos que unirnos y combatir todos contra la clandestinidad, que también existe en el sector hotelero, no sólo en el ámbito de los apartamentos", continúa.

Según el último informe de Exceltur realizado en 2016, en la provincia de Sevilla habría entre 16.000 y 17.000 camas ilegales, aunque a raíz del decreto andaluz aprobado el pasado año que ampara la legalización de esas viviendas, unas 7.000 viviendas se habrían legalizado ya.

Desde Apartsur reconocen que están "preocupados" por este "boom" turístico y de alojamientos irregulares y de la problemática que viven otras ciudades como Barcelona. "Nosotros no somos los causantes del aumento de los precio de los alquileres como se dice, ni de los daños causados al casco antiguo ni de la llegada masiva de turistas", comenta Jariod. "Viajar se ha popularizado, está al alcance de todos. Hoy, con las aerolíneas low cost es muy barato viajar, por ejemplo. Hay muchos factores que influyen en la gran afluencia de turismo, no sólo los apartamentos turísticos", recuerda el vicepresidente de Apartsur, que asegura que ellos "son los primeros" que quieren que esta burbuja "se desinfle" y que "todo vuelva a la normalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios