El cementerio lleva un año sin morgue ni salas de duelo

  • La plantilla desconvoca el paro fijado para el 5 de marzo tras un preacuerdo con el Consistorio para crear seis plazas

Comentarios 2

La plantilla del Cementerio de San Fernando desconvocó ayer la huelga prevista para el próximo 5 de marzo tras un preacuerdo al que llegaron ayer sindicados y Delegación municipal de Recursos Humanos para ampliar el personal laboral de este servicio municipal en seis más -la plantilla demanda diez trabajadores más- y cubrir las bajas y vacantes, que afectan actualmente al 15 por ciento de la estructura laboral. Este avance en las negociaciones no logró silenciar ayer la denuncia que los representantes sindicales hicieron del deterioro general y abandono en que se encuentra el cementerio, al que por cierto, estos días sólo se puede acceder por una puerta lateral de obras que da al Vacie por obras de pavimentación en la entrada principal.

Manuel Gutiérrez (CCOO) y Luis Rubio (UGT) reconocieron abiertamente que el cementerio de San Fernando está "sucio, abandonado y dejado", algo que achacaron no sólo a la corta dotación de personal, sino a "intereses para dejarlo morir" con vistas a una hipotética privatización o cambio en el sistema de gestión.

Tanto Gutiérrez como Rubio aclararon que el Consistorio había negado cualquier interés en privatizar el servicio municipal, aunque agregaron que la plantilla también está en contra de una reconversión en organismo autónomo bajo gestión 100 por cien municipal: "No lo queremos, porque sería crear un chiringuito más para colocar cargos de confianza y directivos sin repercusión sobre las necesidades básicas". Ambos representantes, además, precisaron que el cementerio "es el servicio municipal más rentable", por lo que advirtieron de que cualquier cambio "significaría que los sevillanos tengan que pagar dos veces por el mismo servicio que ahora, por ejemplo en incineraciones, tiene las tasas más baratas de Europa".

El abandono, por ejemplo, es patente en los servicios abiertos al público. La sala principal de duelos ubicada junto a la entrada se halla cerrada desde que el pasado año, en marzo de 2007, a causa del hundimiento de la techumbre. Desde entonces está clausurada, lo mismo que las cámaras frigoríficas sitas en los bajos de este edificio, lo que obliga a derivar a los hospitales todos los cadáveres registrados de noche o en lista de espera para cremaciones, sepulturas, acciones judiciales y autopsias.

Otras cuatro salas de duelos climatizadas y construidas hace tres años aún no han podido ser estrenadas porque no cuentan con suministro eléctrico, "Un cable, vamos", dijeron ayer los portavoces de la plantilla que, paradójicamente, indicaron que los chabolistas del Vacie toman luz y agua gratis del cementerio. Actualmente sólo está en uso la sala de duelos del crematorio. Los aseos principales también están cerrados, lo que obliga al público a atravesar el camposanto para hacer uso de los ubicados en la zona norte. La falta de personal también incide en la limpieza del recinto. El barrido de cada calle requiere de una semana de trabajo, y el cuidado de la jardinería recae sobre una plantilla que está operativa al 60 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios