La crisis obliga a buscar financiación privada para hacer el nuevo pabellón

  • Varios empresarios se han interesado ya por el proyecto, previsto en Los Bermejales y valorado entre los 80 y 90 millones de euros · Sevilla seguiría así la fórmula practicada en Madrid, Londres o Berlín

Comentarios 17

Hay que cumplir sin más remedio la promesa, pero sin coste para las arcas públicas. El Ayuntamiento trabaja en firme con la opción de que determinados empresarios apuesten por el proyecto de construcción de un nuevo pabellón multiusos con vistas al Mundial de Básket de 2014, una de cuyas sedes será Sevilla. El actual contexto de crisis económica desaconseja recurrir a la fórmula anunciada el pasado febrero -entonces aún no se conocía si el Mundial se celebraría en España- cuando se presupuestó la construcción de esta infraestructura entre los 80 y 90 millones de euros, costeados en principio por un triple pacto entre el Estado, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento hispalense. Dicha fórmula no será viable finalmente, al menos al cien por cien. Por tal motivo, el Consistorio hispalense ya ha contactado con firmas privadas interesadas en un proyecto de esta enjundia, mostrando los posibles solares preparados para llevarlo a cabo: el de Los Bermejales, donde se quiso levantar en su día una mezquita; el de la Isla de la Cartuja, ubicado a la vera del río y junto al parque de ocio Isla Mágica, y el de Sevilla Este, incluido en el futuro parque de viviendas de Santa Bárbara. La cuarta opción en Pino Montano ya está descartada. Las empresas privadas han coincidido con la Federación Española de Baloncesto (FEB) en que el solar de Los Bermejales es el idóneo al estar integrado en un núcleo residencial y con buenas conexiones con el corazón de la ciudad.

El Ayuntamiento parte de la base de que la coyuntura actual, marcada fuertemente por la crisis económica, no es la mejor ni para tirar de recursos propios, ni para llamar a las puertas del Estado y de la Junta. Al tratarse de un compromiso ineludible, pues el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, se comprometió a hacer un nuevo pabellón si el Mundial recalaba en Sevilla, las fórmulas de participación privada que ya se han puesto en práctica en capitales como Madrid (con un pabellón del Ayuntamiento y otro de la Comunidad), Londres o Berlín parecen las más idóneas, bien mediante la inclusión de la marca comercial en la denominación oficial del recinto, bien mediante la cesión posterior de la gestión del pabellón, o bien mediante otro tipo de acuerdo que compense la inversión de la firmas. La entrada de capital privado en el proyecto obligaría, sin ninguna duda, a descartar cualquier emplazamiento alejado de las grandes zonas de población, pues si no es así se perdería desde el punto de vista de las comunicaciones y, por lo tanto, del eco comercial. En este caso, la opción de la Isla de la Cartuja estaría a punto de caer.

El Ayuntamiento no ha querido ofrecer más detalles por el momento sobre los empresarios con los que ya ha contactado para negociar su participación en esta iniciativa. El presidente de la FEB, José Luis Sáez, también ha visitado ya los distintos solares que baraja el Ayuntamiento para ubicar el nuevo pabellón. Se ha mostrado "encantado" con el de Los Bermejales, que aparece en el primer lugar de preferencias del gobierno local, según admitió a Diario de Sevilla el delegado de Urbanismo, concejal de Presidencia y portavoz municipal socialista, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Sáez ha dicho alto y claro que no se debe repetir el "error" de la Isla de la Cartuja, así como ha mostrado su deseo de que legado que deje el Mundial de Baloncesto a la ciudad sea una infraestructura de "alto nivel" que incluya a la ciudad de Sevilla en los circuitos de grandes citas extradeportivas.

El diseño del futuro pabellón, que tendrá un aforto de 15.000 localidades de asiento, deberá permitir que la pista deportiva quede bajo tierra una vez terminados los partidos para permitir nuevos y distintos usos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios