Las denunciantes piden un cambio legal para evitar prescripciones

  • Advierten de que transcurren años antes de que las víctimas puedan “reaccionar y denunciar”

Comentarios 0

La Asociación Veritas, que agrupa a 32 víctimas de las presuntas malas praxis y supuestos abusos del psiquiatra Javier Criado han reclaman que se cambie la Ley para evitar que prescriban delitos de estas características, ya que según señalan en muchos de los casos “pasan años desde que ocurren los hechos hasta que las víctimas son capaces de reaccionar, enfrentarse a ellos y denunciar públicamente lo ocurrido”.

Esta plataforma ha mostrado en un comunicado su “total respeto jurídico” por la decisión de la Audiencia Provincial de Sevilla, que ha rechazado el recurso de las ocho primeras mujeres que presentaron en 2015 sus denuncias contra el psiquiatra sevillano por un delito continuado de intrusismo profesional, un delito de omisión del deber de socorro, un delito continuado contra la integridad moral, tres delitos continuados de abuso sexual, dos delitos de abuso sexual, y uno de inducción al suicidio.

Sin embargo, este colectivo considera “un error” que la Ley permita que por esta prescripción “queden sin investigar y enjuiciar hechos tan graves como estos, en los que la Fiscalía advirtió al juez de los serios indicios de culpabilidad concurrentes en el presente caso”, recuerdan.

La Asociación Veritas ha destacado que los hechos que se están denunciando y que se llevan produciendo desde hace más de 30 años “son constitutivos de delitos cuya prescripción no debe señalarse en función de la fecha en que ocurrieron, sino desde el momento en que las víctimas han tenido capacidad para entender lo que les había ocurrido y el daño psicológico producido”.

De hecho, muchas de ellas han “arrastrado durante años diversos problemas psicológicos y familiares como consecuencia de unos hechos que han mantenido en silencio durante años hasta que en 2015 conocieron otros casos por redes sociales que les hicieron tomar conciencia del drama sufrido y les decidió a dar el paso de denunciarlo”. Fue entonces cuando mujeres que no se conocían previamente decidieron dar el paso de contarlo públicamente, a pesar de ser conscientes de los problemas que les acarrearía. Este grupo, formado por algunas personas muy conocidas por pertenecer a prestigiosas familias de la ciudad, por ostentar cargos de responsabilidad institucional o por ser esposas o tener relación de parentesco con conocidos políticos y empresarios, han tenido que contar a sus familias y entornos hechos que tenían callados durante años.

Desde entonces, la lista de personas que se ha puesto en contacto con ellas, reconociendo ser víctima de los abusos de este médico no ha parado de crecer. Algunas de ellas han preferido seguir en el anonimato mientras que otras decidieron denunciar públicamente la situación. De hecho, 32 de ellas ya presentaron su testimonio ante el Comité Deontológico del Colegio de Médicos de Sevilla.

En las próximas fechas las víctimas se reunirán y decidirán si cuentan con la ayuda suficiente para seguir adelante por la vía jurídica, recurriendo ante el Tribunal Supremo o en amparo ante el Tribunal Constitucional, o lo hacen a través de otras vías para evitar que casos así queden impunes, concluye la asociación.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios