"Desde que nos detuvieron, no he dormido una noche entera"

  • Los tres bomberos acusados en Grecia de tráfico de personas se enfrentan a diez años de cárcel

La noche del 14 de enero de 2016, Manuel Blanco, sargento de Bomberos de la Diputación de Sevilla, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, del parque del Ayuntamiento hispalense, decidieron acompañar a dos miembros de la ONG danesa Team Humanity en el rescate de una embarcación con refugiados que se encontraba en la deriva en el mar Egeo. Los daneses disponían de una lancha para salir al mar pero no de personal de rescate y pidieron ayuda a los sevillanos, que llevaban unos 15 días en la isla griega de Lesbos desempeñando tareas de rescate en el mar como voluntarios de la asociación ProemAid. Dos años después, los sevillanos siguen preguntándose qué salió mal aquella madrugada y por qué fueron detenidos por la Guardia Costera y acusados por el Gobierno griego de tráfico ilegal de personas. El juicio arrancará el 7 de mayo.

"Seguimos sin creérnoslo, nos parece algo surrealista. Han criminalizado la ayuda humanitaria. Salvar vidas no es un delito", subraya Manuel Blanco, uno de los tres bomberos acusados. "Nos enfrentamos a una pena máxima tremenda, diez años por cada persona que hayamos ayudado". El sargento de Bomberos reconoce que tanto él como sus otros dos compañeros están muy preocupados por su futuro. "Es una montaña rusa de sensaciones. Vienen y van. Hay días mejores y otros peores, pero los nervios y la indignación están ahí. En el fondo, ya estamos sufriendo una condena desde que nos detuvieron hace dos años. No consigo dormir una noche entera desde entonces".

ProemAid llevaba cerca de dos meses trabajando con los refugiados en Lesbos cuando tres de sus voluntarios fueron detenidos. Estos aseguran que nada más llegar a la isla se pusieron en contacto con los bomberos locales y con la Guardia Costera para ponerse a su disposición. Además, en la Embajada española también conocían su actividad. "No entendemos por qué nos detuvieron, ya que después del incidente seguimos trabajando. La nuestra fue la tercera misión y después se desarrollaron 30 más. Si estuviésemos haciendo algo ilegal no nos hubieran dejado continuar y, sin embargo, ahí seguimos, y luego fuimos a otros puntos del Mediterráneo para proseguir con la labor humanitaria", comenta Blanco. "Si esto es una maniobra política o algo similar, no queremos ser el foco".

La ONG está llevando a cabo una serie de acciones para defender la labor humanitaria que los bomberos de ProemAid desarrollan en el Mediterráneo y criticar la "criminalización" de la ayuda a los refugiados. La última acción ha sido la difusión en las redes sociales de un vídeo bajo el lema Condenados a salvar vidas. Recientemente, Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre fueron recibidos por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, al que le solicitaron la mediación del Gobierno de España en este caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios