La falta de aparcamiento es un problema para las motos

  • La grúa ha retirado esta semana las que estaban mal estacionadas en Rioja. El centro sólo dispone de 1.173 plazas.

Comentarios 13

Dos batidas con muy pocos días de diferencia que han soliviantado a los motoristas. La grúa se ha cebado en las últimas semanas con las motos mal aparcadas. La Policía Local ha abierto un nuevo frente en el centro de la ciudad para que los dueños de estos vehículos nos los dejen aparcados en cualquier lugar. La medida ha causado mucho malestar entre los ciudadanos que prefieren este medio de transporte pero, al mismo tiempo, es aplaudido por los vecinos de las zonas afectadas y algunos comerciantes. La polémica está servida.

Aún son visibles en el pavimento de la calle Rioja las pegatinas naranjas con el aviso de que la moto en cuestión ha sido trasladada hasta el depósito municipal del Parque de los Príncipes. El motivo es claro: invasión de un espacio peatonal. Y la sanción, también: multa, además de los gastos propios de retirar el vehículo del depósito. La ecuación es simple y totalmente legal. Simplemente lo que hace el Ayuntamiento es cumplir con las ordenanzas, aunque el problema del que se quejan los usuarios de las dos ruedas es la escasez de aparcamientos para estos vehículos en todo el casco histórico y en el conjunto de la ciudad.

En el centro, el Ayuntamiento tienen contabilizadas 1.173 plazas de aparcamiento para motocicletas. Un número muy escaso que no puede absorber la enorme demanda existente. Cada vez más sevillanos se han decantado por las bondades de las motos para desplazarse al trabajo, a hacer compras, o a realizar cualquier tipo de gestión. Una opción que se potenció, aún más, cuando el gobierno de coalición del PSOE e IU aprobó el Plan Centro. Desde el 2009, se han implementado varias medidas para favorecer el uso de la moto en la ciudad. Una de ellas, fue eximir del pago del impuesto de circulación a los vehículos de 125 centímetros cúbicos o menos, circunstancia que acontece desde 2009; y la otra fue la de destinar espacios preferentes en los semáforos para las motos. La gran asignatura pendiente es la del aparcamiento, por lo que los motoristas no entienden que se inicie ahora esta cruzada -la semana pasada fue en la Plaza de San Francisco- cuando no hay espacio material para aparcar. "Siempre ha habido una especie de pacto no escrito para poder aparcar en toda la extensión de la calle Rioja y que la Policía hiciera la vista gorda. Lo que pasó el martes fue una auténtica escabechina. Además con grúa incluida. Puro afán recaudatorio. Lo que tienen que crear son más aparcamientos porque son muy insuficientes para la cantidad de motos que vienen cada día al centro", explica Luis Sánchez, que cada día acude en moto a su trabajo en la calle Rioja. Una opinión bien diferente tienen los vecinos y los comerciantes, que veían cómo a diario las motos invadían todos los espacios disponibles y dificultaban enormemente el tránsito por la calle.

La semana pasada fue la plaza de San Francisco, utilizada como gran aparcamiento, la que sufrió la acción de la Policía Local y la grúa. En esta ocasión, fueron los comerciantes de la vecina calle Hernando Colón los que denunciaron en las redes sociales la triste imagen que presentaba la primera plaza de la ciudad.

El problema está sobre la mesa y el Consistorio tendrá que trabajar para destinar más aparcamientos a las motos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios