El fiscal denuncia a dos abogados por aplazar un juicio con engaños

  • La suspensión de la vista tenía como finalidad facilitar una operación de tráfico de drogas

La Fiscalía de Sevilla ha presentado una denuncia contra dos abogados, a los que atribuye presuntamente un delito de obstrucción a la Justicia, por haber aplazado un juicio a unos acusados de narcotráfico para facilitar precisamente una operación de tráfico de drogas en la que estaban implicadas esas personas.

La denuncia del Ministerio Público se produce después de que la Audiencia de Sevilla condenara precisamente a uno de estos abogados a seis años de cárcel como cómplice de un delito de tráfico de drogas, por haber participado en la introducción de un alijo de 80.000 pastillas de éxtasis que procedían de Holanda.

La sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla consideró que este letrado provocó la suspensión de un juicio simulando que estaba enfermo.

La sentencia dejó sentado que el abogado era "conocedor plenamente de la referida operación" de narcotráfico y el 13 de septiembre de 2005 simuló que se encontraba enfermo, provocando así la suspensión de un juicio contra uno de los acusados en la Audiencia sevillana, todo ello para "no entorpecer la operación en marcha".

Gran parte de la droga llegó a Sevilla desde Maastricht (Holanda), oculta en la rueda de repuesto de un turismo Jaguar.

La Policía había sometido a los sospechosos a una serie de pinchazos telefónicos y en el juicio se procedió a la audición de las cintas con las conversaciones grabadas al letrado que ha sido condenado y a otra abogada contra la que también se dirige ahora la denuncia de la Fiscalía hispalense. Esas escuchas pusieron de relieve las maniobras para aplazar el juicio a uno de los implicados por tráfico de drogas. Según la denuncia del Ministerio Público, de acuerdo con esas conversaciones, los dos abogados han podido incurrir en un delito de obstrucción a la Justicia, por lo que solicita que se abra una investigación judicial para esclarecer los hechos.

El delito de obstrucción a la Justicia, por provocar la suspensión de un juicio, puede conllevar una pena de entre tres y seis meses de cárcel y, además, en el caso de un letrado, una inhabilitación profesional de hasta cuatro años.

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla condenó, además del letrado, a otros ocho acusados, entre ellos un ciudadano holandés y otro belga, a penas de entre nueve y doce años de prisión como responsables de los dos envíos de 50.000 y 30.000 pastillas de éxtasis que fueron intervenidos en 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios