La geolocalización dentro de un edificio

  • Profesor Titular de la Escuela Superior de Ingenieros Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla, liderado por Federico Barrero, trabaja en un sistema de localizador de personas a través de la tecnología bluetooth para utilizarlo en el control de órdenes de alejamiento

Los brazaletes y pulseras de localización de personas a través del GPS existen en el mercado desde hace mucho tiempo. Se utilizan para obligar a los agresores a cumplir la orden de alejamiento de sus víctimas. El problema es que sólo funcionan en espacios abiertos. Un equipo de investigadores de la Universidad de Sevilla, liderado por el profesor de Ingeniería de la Telecomunicación, Federico Barrero, de 42 años, trabaja actualmente en un proyecto que permitirá, utilizando la tecnología bluetooth, un sistema de localización in door, es decir, en el interior de los edificios. Se le denomina Proyecto Fénix. "La víctima lleva un dispositivo móvil que avisa cuando el maltratador esté incumpliendo una orden de alejamiento". Al mismo tiempo alertaría a la Policía, para que conozca la proximidad del posible agresor. La novedad es que este sistema funcionaría también si la víctima y el agresor se encuentran, por ejemplo, "en el interior de un centro comercial, una situación que puede darse muy habitualmente y en donde fallan los sistemas actuales de localización. Pero el proyecto ha crecido y sus creadores investigan otras aplicaciones del sistema. Quieren dar servicio a otro tipo de colectivos. "Estamos pensando en los discapacitados visuales. Para ellos puede ser muy útil el sistema que estamos planteando, ya que es capaz de transformar toda la información visual en información sonora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios