El gobierno anuncia la peatonalización del andén de San Telmo por sexta vez

  • Urbanismo consigna 2 millones y fija en mayo próximo el inicio de unas obras que fueron avanzadas en 2003 · Movilidad no ha resuelto aún los giros de tráfico al Puente de San Telmo y Prado desde las Delicias

Comentarios 3

Los peatones ganarán un nuevo pulso al tráfico rodado a partir de la primavera de 2008 si verdaderamente se inicia el procedimiento administrativo para la ejecución de las obras de peatonalización de la zona delantera del Palacio de San Telmo anunciada ayer, una actuación que colea desde el primer mandato de Monteseirín y que ha sido anunciada en seis ocasiones desde 2003. Con más de cinco años de retraso, pues, la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía quedará fusionada con los Jardines de Cristina gracias a un proyecto de reurbanización que tendrá una gran afección a la circulación en la zona centro, máxime tras el cierre al tráfico de la Avenida y San Fernando y la persistencia del cuello de botella en el Paseo de Colón y el de las Delicias, por donde circulan al día una media de 63.614 y 49.171 vehículos, respectivamente.

La peatonalización del andén delantero de San Telmo eliminará la entrada de vehículos tanto públicos como privados por la zona, lo que obligará a la Delegación de Movilidad a reordenar el mapa circulatorio en el entorno de Puerta de Jerez, Paseo de Colón, Almirante Lobo y Puente de San Telmo para reconducir los flujos una vez que se inicien las obras. A día de hoy, sólo está en estudio.

El delegado de Urbanismo, Emilio Carrillo (PSOE), avanzó ayer los detalles de la que será una de las principales obras de la Gerencia en 2008, para la que están consignados dos de los 98,9 millones de euros de inversiones previstas por el organismo autónomo municipal. La peatonalización de San Telmo tendrá un plazo de ejecución de cuatro meses -por lo que podría estar concluida en el otoño próximo- y seguirá la estela marcada anteriormente en la Avenida, Puerta de Jerez y Plaza de la Contratación con el mismo modelo estético e incluso los mismos materiales -mosaico de losas de granito gris-.

La pérdida de los cuatro carriles de tráfico que actualmente discurren ante el palacio y de la banda de aparcamientos anexa a los jardines implicará un nuevo circuito de tráfico que pasa por la semipeatonalización de la calle Palos de la Frontera, desde los Jardines de Cristina hasta el cruce con la calle La Rábida, por donde se canalizará el tráfico procedente del Paseo de las Delicias en dirección al Prado. Habrá una señalización "blanda" en el suelo que permitirá la entrada de vehículos protocolarios a la sede del Gobierno andaluz y una vía de acceso en Palos de la Frontera desde el Prado a la Puerta de Jerez para el transporte público, residentes y usuarios de los parkings municipales de la Avenida de Roma y Almirante Lobo.

Carrillo sostuvo que será la Delegación de Movilidad la que deberá decidir la nueva definición de tráfico en el entorno del Palacio de San Telmo, sobre todo para resolver el giro hacia el Puente de San Telmo desde el Paseo de las Delicias que hasta ahora se realiza precisamente por la zona que será peatonalizada. Aunque hay varias opciones para ello, todo parece indicar que cambiará de sentido Almirante Lobo para reconducir el tráfico por la Avenida Sanjurjo hacia el Puente de San Telmo. Otra alternativa es un semáforo de giro directo a la izquierda desde el Paseo de las Delicias, instalado desde hace unos meses, pero inhábil. En principio, Tussam mantendrá las paradas de las cuatro líneas de autobuses que recogen viajeros en el entorno de la Puerta de Jerez -C3, 5, 41 y 42-, aunque posiblemente tendrán que acceder por Almirante Lobo en lugar de por Palos de la Frontera.

La peatonalización del andén de San Telmo fue anunciada en la recta final del primer mandato de Monteseirín por Blas Ballesteros, recogida en abril de 2004 por el nuevo delegado de Gobernación, Francisco Fernández -quien fijó el inicio de las obras en el verano de 2004-, retomada después en 2005 y 2006, fijada por Urbanismo para ejecutarla en el otoño pasado y, finalmente, proyectada para la próxima primavera. Entre las justificaciones de los retrasos destacan la coincidencia con las obras del Metro en la zona y la prioridad electoral que se le dio a la peatonalización de la Avenida y puesta en marcha del Metrocentro, que se coló por delante fuera de toda planificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios