La nueva red de transportes La ampliación del Metrocentro

El gobierno 'aparca' los 4 túneles que prometió y prima ahora los del tranvía

  • Urbanismo da prioridad a tres pasos soterrados en Nervión, aunque sólo cuenta con financiación para uno · Los túneles del Prado, Palmera, Los Arcos y SE-30, en espera

Comentarios 16

Las promesas electorales en materia de pasos soterrados de tráfico que tanto PSOE como IU volcaron luego en el Pacto por la Mayoría Social de Sevilla siguen todavía en el plano de la intención, un compromiso que, a día de hoy, permanece aparcado y sin preproyecto siquiera para calcular costes y plazos y que, sin embargo, ha sido relegado por las prisas para ejecutar la ampliación del Metrocentro a Santa Justa. La prioridad ahora, la de llevar el tranvía a Nervión, incluirá la construcción de tres túneles para canalizar la circulación, uno de ellos pagado por la Junta y los otros dos financiados por la administración local.

A finales de febrero deberá estar redactado el proyecto técnico de obras de la ampliación del tranvía por Nervión que garantiza la apertura de un túnel entre Diego Martínez Barrios y San Francisco Javier, un paso que resulta imprescindible para tender por encima los raíles del tranvía dado que el radio de curvatura del trazado viario en el giro desde Viapol hacia Nervión es tan cerrado -similar al del Arquillo- que la circulación del tren será a velocidad mínima, lo que repercutiría negativamente en el tráfico rodado sobre la zona.

Su carácter indispensable asegura una financiación autonómica dentro de los 30 millones de euros en que se calcula la obra civil de infraestructura de la ampliación del Metrocentro, coste que también recoge un parking para residentes bajo la calzada de San Francisco Javier.

Las demás actuaciones en materia de tráfico tendentes a resolver la movilidad en Nervión, dos túneles más y siete parkings rotatorios, han quedado finalmente fuera del convenio de financiación que deben firmar Junta y Consistorio, y ello pese al anuncio de que se eliminarán todas las plazas de aparcamiento en superficie existentes en el nuevo itinerario del tranvía.

No se podrá aparcar más en el eje Prado-Enramadilla, Ramón y Cajal, Viapol, San Francisco Javier y Luis de Morales cuando entre en funcionamiento la prolongación del Metrocentro, previsto en dos fases en los años 2009 y 2010, por lo que el Consistorio se ha apresurado a prometer que ejecutará con cargo a los fondos municipales los otros dos túneles que discurrirán por debajo de Eduardo Dato y Luis Montoto y los siete aparcamientos "en el mismo plazo de obras estimado para la ampliación hasta Santa Justa".

La prioridad, ahora, son los tres túneles vinculados a la ampliación del tranvía cuando lo cierto es que la primera fase del Metrocentro sigue generando problemas de tráfico precisamente en uno de los puntos más sensibles de la ronda histórica: el cruce de la Pasarela, donde convergen tranvía, paso de autobuses, taxis y circulación privada en varios sentidos, desde el Prado a Menéndez Pelayo y viceversa, y también en el giro hacia Carlos V.

Las retenciones y atascos desde la entrada en servicio del Metrocentro son continuas, y prueba de que la prioridad de paso del tranvía es una de las causas del embotellamiento quedó clara la mañana del descarrilamiento del tranvía en la Avenida. Ese día, con el Metrocentro fuera de servicio, no se registraron retenciones pese al tráfico diario de más de 53.500 vehículos..

Además de atascos, el cruce de la Pasarela genera gastos en materia de seguridad, como es la presencia durante toda la jornada de una patrulla de la Policía Local para controlar el paso del tranvía.

Atascos y recursos de más podrían ser materia del pasado si el Consistorio hubiese acometido uno de los proyectos bandera recogido incluso en el Pacto de Gobierno firmado tras las municipales del 27 de mayo: el paso soterrado en el Prado entre las avenidas Menéndez Pelayo y María Luisa, a la altura del Lope de Vega y el Casino de la Exposición, que canalizaría todo el tráfico de la Ronda Histórica y liberaría un gran espacio para uso peatonal que conectaría la Universidad y los Jardines del Prado.

El túnel del Prado, con todo, es uno de los proyectos a realizar durante este mandato junto a otros tres más. Se tratan de pasos soterrados para resolver los cruces de la Avenida de la Palmera con Cardenal Bueno Monreal y otro en el nudo de la Ronda del Tamarguillo con la Avenida de Andalucía, estos dos "estudiados técnicamente y de viabilidad contrastada", según recoge por escrito el documento firmado entre PSOE e IU el pasado año. Los otros pasos aluden al soterramiento del tráfico rodado bajo el Prado de San Sebastián y de la circulación de la Ronda Norte de la SE-30 a su paso por Pino Montano, éste con un bulevar en superficie. Estos dos túneles se hallaban el pasado mayo "en fase de estudio y evaluación técnica". A día de hoy, Urbanismo mantiene congelados estos proyectos, algunos de ellos, como el del Prado, sin proyecto técnico siquiera, y todos ellos sin concreción financiera y consignación de fondos en los presupuestos municipales de este año.

Frente a estas promesas, el gobierno local antepone ahora los túneles y parkings aparejados a la ampliación del tranvía a Santa Justa que quedarán fuera del convenio de financiación con la Junta, y a los que debe asignar fondos para su ejecución. El portavoz del gobierno local, Emilio Carrillo (PSOE), avanzó que su construcción no costaría ni un euro al Consistorio, ya que se emplearía el sistema de concesión administrativa a terceros a cambio de la explotación de los aparcamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios