La gotera que cerró la Anunciación

  • El agua provocó la caída de unos recubrimientos al presbiterio. Los técnicos actuarán hoy sobre la zona.

Comentarios 4

Ni cayeron cascotes, ni se desplomó la cubierta, ni la Hermandad del Valle tendrá que trasladarse de sede canónica. El cierre de la Iglesia de la Anunciación en la tarde de este jueves desató toda una tormenta de elucubraciones y alarma en las redes sociales que llevaron a pensar que se trataba de un caso similar al que aconteció hace unos años con la iglesia del Salvador. Nada de eso. Una simple gotera fue la protagonista de este incidente que sí ha llevado a la suspensión de las bodas que estaban previstas para este fin de semana. La iglesia, tras las comprobaciones de los técnicos de la Universidad de Sevilla, propietaria del inmueble, podría volver a abrir sus puertas hoy mismo. 

La alarma generada al conocerse la clausura del céntrico templo fue creciendo a medida que las redes sociales, básicamente Twitter, difundían la noticia a su manera. Fue la propia hermandad la que, por precaución, decidió que lo mejor era cerrar hasta que los técnicos evaluaran el problema, como explicó a este periódico el hermano mayor, Lucas Maireles, quitando hierro al asunto: "Han caídos algunos pequeñísimos elementos. Un caliche. Por tranquilidad se ha cerrado a expensas de que los técnicos de la universidad hagan una evaluación". Las máximas responsables de la iglesia de la Anunciación -Concha Fernández, presidenta de la Comisión de Patrimonio de la Universidad de Sevilla; y Pastora Revuelta, vicerrectora de infraestructuras- se enteraron del cierre por las llamadas de los medios de comunicación. 

La propia vicerrectora, nada más enterarse, pidió un informe urgente a los técnicos de la universidad. Fuentes de la Hispalense informaron de que tras esta primera evaluación dictaminaron que no se produjo ningún desprendimiento de gravedad. "Todo está totalmente exagerado", llegó a afirmar el director de Comunicación, José Álvarez. Una gotera provocó un pequeño abombamiento que hizo que cediera una porción de recubrimiento y otros materiales blandos del tamaño de una mano. Esta misma mañana, un especialista en trabajos verticales resanará toda la zona afectada. Cuando las cubiertas se sequen de toda la lluvia caída se actuará también en el exterior. El hermano mayor también confirmó que la lluvia era la detonante de todo. Esta mañana se decidirá también si el concierto del Cicus previsto para esta tarde se celebra o se aplaza. 

Los técnicos de la Universidad de Sevilla llevan tiempo realizando una serie de exhaustivos estudios para dictaminar el estado de conservación de la iglesia de la Anunciación de cara a una posterior rehabilitación integral. Gracias a esos análisis se detectó una grieta detrás del retablo mayor que va desde la cúpula hasta el suelo. Los arquitectos trabajan en un proyecto para reforzar y reparar la fábrica y la estructura de la iglesia antigua iglesia de la Casa Profesa de los Jesuitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios