educación · Iniciativas sociales en los colegios

Una hucha para material escolar

  • El Huerta Santa Marina recogerá fondos para las familias de alumnos más necesitadas.

Comentarios 3

Intercambio de necesidades. El actual escenario económico ha obligado a tomar iniciativas sociales para paliar las dificultades que atraviesan numerosas familias que se han quedado sin recursos. Uno de los ámbitos donde se ponen en marcha estas medidas es el educativo. Varios colegios han optado por ayudar a los padres de alumnos más afectados por esta situación. El Colegio Huerta Santa Marina (antiguo Padre Manjón) ha sido uno de los primeros en hacerlo. El consejo escolar de este centro -órgano en el que están representados todos los agentes de la comunidad educativa- desarrollará un fondo común mediante el cual los padres voluntariamente ayudan económicante con otros a cambio de que éstos devuelvan el dinero pasado un tiempo acordado o colaboren con tareas necesarias para el mantenimiento del colegio.

En una carta enviada a las familias de este colegio por la comisión del fondo solidario del consejo escolar se señala que la idea surge "para mantener un modelo de escuela pública de calidad que favorezca la equidad en la educación y la igualdad de oportunidades". Según el mismo escrito, "el sentido del proyecto no es altruista, se basa en el concepto de ayuda mutua". De esta forma, cualquier persona que solicite al consejo escolar "por escrito" usar este fondo deberá devolverlo en un plazo acordado o prestar a cambio un servicio a la comunidad.

Entre los trabajos que puede desarrollar, la citada carta menciona: labores de mantenimiento o mejora en la infraestructura, limpieza, colaboración en el proyecto de la biblioteca o desarrollo de juegos y actividades en el tiempo de recreo.

Las horas que tendrá que dedicar al colegio vendrán determinadas por la cantidad de dinero solicitada, por lo que previamente se habrá tenido que llegar a un acuerdo "por consenso" con la comisión creada por el consejo escolar al efecto. Dicho órgano será el que se encargue de custodiar los fondos y atender las solicitudes de las familias.

La ayuda prestada tiene que destinarse a sufragar los gastos que realizan los padres para afrontar las actividades complementarias (como salidas a teatros, museos, excursiones, intercambios o cualquier otra que proponga la dirección del centro), el material escolar, y productos farmacéuticos tales como el tratamiento para erradicar los "piojos". La comisión del fondo solidario insiste en que para que esta iniciativa sea fructífera es necesario que "las familias que tienen una situación económica suficiente colaboren aportando cantidades". Para ello se abrirá una hucha que se instalará en la secretaría del colegio.

Al margen de los recortes en enseñanza, este curso viene marcado por el aumento del tipo de IVA en el material escolar, que ha pasado del 4% al 21%. Aunque en septiembre casi todos los comerciantes optaron por mantener los precios y asumir la subida, es previsible que éstos se encarezcan cuando acabe el primer trimestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios