Los jueces de Sevilla eligen hoy a su decano para los próximos cuatro años

  • Los magistrados Federico Jiménez Ballester, candidato a la reelección, y Francisco Guerrero, vuelven a enfrentarse en las urnas por el decanato de los juzgados

Los magistrados Federico Jiménez Ballester y Francisco José Guerrero Suárez vuelven a enfrentarse hoy, cuatro años después, en las elecciones para designar al decano de los jueces de Sevilla. Los 91 jueces y magistrados que integran los órganos unipersonales de las distintas jurisdicciones tendrán que decidir entre Jiménez Ballester, candidato a la reelección, y el magistrado Francisco Guerrero, que aspira por segunda vez al puesto de decano.

En las primeras elecciones en las que ambos pugnaron por el decanato, hace cuatro años, sólo ejercieron su derecho al voto 60 jueces, de los cuales 36 votaron a favor de la candidatura de Jiménez Ballester, mientas que 23 lo hicieron por Francisco Guerrero.

El juez Federico Jiménez Ballester (Barcelona, 1961) decidió presentarse a un segundo mandato al estimar que su experiencia puede servir para "evitar posibles fallos en el proyecto de Ciudad de la Justicia", que la Junta de Andalucía ha decidido trasladar desde Los Remedios a unos terrenos de la Autoridad Portuaria de Sevilla junto al puente de las Delicias. El magistrado, que ingresó en la Escuela Judicial en 1987 y ha ocupado hasta su llegada a Sevilla -en 1992- destinos anteriores en Málaga y Palma de Mallorca, considera que en los últimos cuatro años ha adquirido una experiencia en las facultades de gobierno de los jueces que antes no tenía y cree que un segundo mandato contribuiría a completar el programa que impulsó en 2004.

Federico Jiménez Ballester, que es miembro de la asociación de jueces Francisco de Vitoria, ha apuntado, en una reciente entrevista con este periódico, que la principal sombre de los últimos años en la Justicia sevillana consiste en que aún no se hayan iniciado las obras de la Ciudad de la Justicia, cuyos movimientos de tierra la Consejería de Justicia se comprometió a iniciar durante esta primavera.

Por su parte, el juez Francisco Guerrero (Sanlúcar la Mayor, 1959), opta de nuevo al cargo porque, según considera, la situación no ha cambiado en los últimos cuatro años y, con su candidatura, pretende incentivar la creación de nuevos órganos judiciales en Sevilla, buscar inmuebles donde ubicarlos y fomentar que a la Administración de Justicia lleguen funcionarios preparados y técnicos.

El juez, que ha ocupado varios destinos en Sevilla y desde 1992 está en un juzgado de lo Penal, insiste en que hay que plantear a la Junta de Andalucía que las necesidades de medios materiales y personales, y de nuevas sedes, es actual y que la situación no puede mantenerse por mucho más tiempo. El juez, que pertenece actualmente al Foro Judicial Independiente, no duda en calificar de "insostenible" la situación actual. El magistrado denuncia que los espacios para uso judicial en Sevilla están actualmente sobreutilizados y en estas condiciones los jueces no pueden trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios