Cinco kilos de cocaína en el aeropuerto

  • La Policía sospecha de que hay una ruta de entrada de droga desde Brasil a Sevilla a través de Lisboa

La Policía Nacional se ha incautado de cinco kilos de cocaína que venían camuflados en el interior máquinas para hacer masa de pan. La operación se ha desarrollado en el aeropuerto de San Pablo, donde fue detenido un joven de 20 años que presuntamente funcionaba como correo de una organización de narcotraficantes dedicada a introducir cocaína en España desde Brasil.

El detenido, identificado como Rafael H. F., fue arrestado por la Policía poco después de aterrizar en Sevilla en un vuelo procedente de este país iberoamericano que había hecho escala en Lisboa. El joven llevaba en sus maletas tres máquinas de hacer masa. Cada uno de estos aparatos constaba de dos cilindros que servían para amasar. Los agentes comprobaron que el peso de los cilindros era excesivo y que los extremos de los mismos estaban cubiertos con una tapadera metida a presión.

En el interior de los seis cilindros apareció la cocaína, que estaba tanto compacta como en roca y que en total dio un peso de 5.200 gramos. Esta mercancía hubiera alcanzado un valor de 313.000 euros en el mercado negro, una cantidad que podría aumentar en función de los distintos cortes que se le hiciera a la droga para rebajar su pureza. La Policía calcula que, una vez adulterada, la sustancia hallada en el aeropuerto podría alcanzar un valor de 550.000 euros.

Es la segunda vez en tres semanas que se detiene a alguien que intenta introducir cocaína en el aeropuerto de Sevilla desde Brasil vía Lisboa. A mediados de febrero fue una mujer de 47 años la que fue sorprendida con casi nueve kilos en una maleta. La Policía cree que existe una organización de narcotraficantes que trae cocaína desde Brasil y la introduce en Sevilla volando desde Iberoamérica y siempre haciendo escala en Lisboa.

Estos dos detenidos podrían ser dos correos utilizados por esta banda y no se descarta que haya más personas con esta misión. La red suele utilizar para ello a personas sin antecedentes, aunque el último detenido sí tenía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios