Sevilla

El lleno en los hoteles se repite, pero con más dificultad que otros años

  • Sólo los establecimientos del centro de la ciudad logran el cien por cien de ocupación · La situación económica y la coincidencia de la Semana Santa con las Fallas reduce la demanda de plazas

Comentarios 1

El Jueves y el Viernes Santo volverán a ser dos de los días del año en que los hoteles de Sevilla cuelguen el cartel de completo o alcancen las cifras más altas de su ocupación, sin que la climatología adversa, que impidió la salida de las hermandades del Miércoles y de parte del Jueves Santo, se haya notado en la anulación de reservas. Eso sí, los profesionales coinciden en que 2008 está siendo, en general, más flojo: las reservas han tardado en hacerse, los clientes se están quedando menos días y algunos establecimientos han tenido que lanzar precios más competitivos para elevar las pernoctaciones. De lunes a miércoles, la ocupación ha sido menor que otras veces.

Es el primer balance de una Semana Santa que, según los establecimientos consultados -de distinta categoría y ubicaciones en la ciudad y en la periferia-, ha estado marcada por varias cuestiones. La primera, la situación económica. Según los profesionales, la gente tiene menos dinero o está preocupada por la evolución de la economía y reduce sus gastos. También ha sido clave la fecha en la que ha caído la Semana Santa, en marzo, coincidiendo con las Fallas de Valencia, lo que no sólo ha hecho que haya caído drásticamente la presencia de turistas de la comunidad levantina en la capital andaluza, sino también que el resto del mercado se haya repartido entre estos dos destinos festivos de primer orden en el país para pasar las vacaciones de Semana Santa.

Con este panorama, sólo los hoteles del centro de la ciudad y con un número no muy elevado de habitaciones tenían previsto alcanzar entre la tarde de ayer y el día de hoy la ocupación del cien por cien de sus plazas, aunque coincidían con el resto en que está siendo un año más flojo y las reservas han tardado en llegar.

La lluvia y la suspensión de las procesiones sólo se ha notado en los servicios de restauración y bar de los establecimientos, que el Miércoles Santo tuvieron menos afluencia de clientes que el resto de días.

En hoteles mayores y en la periferia del casco histórico esperaban llenar en el Hotel Occidental y Los Lebreros y alcanzar el 85% de ocupación en el NH Convenciones, una cifra que sólo supera ligeramente el NH Plaza de Armas. Las habitaciones libres comienzan a aumentar en todos los casos el sábado y el domingo la ocupación se queda en el 50% en los mejores casos.

En los hoteles ubicados en el área metropolitana pero que se nutren estos días de clientes que buscan las procesiones de la capital sevillana, la ocupación media es del 90% aunque también hay una importante caída de clientela para el Sábado Santo, que el año pasado tuvo una ocupación bastante más alta.

Muchos de los profesionales consultados apuntan que la situación económica se está dejando notar también en el ritmo de las reservas para la Feria, que otros años a estas alturas es mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios