Por la memoria de Murillo

  • Aires de traslado. Profesores y alumnos de la Escuela de Arte, heredera de la Academia que fundó el pintor en 1660, se movilizan contra su marcha a San Pablo.

Comentarios 25

TREINTA años esperando la estación de Metro y cuando se la abren los quieren mandar al Polígono San Pablo. La Escuela de Arte, alumnos, profesores y padres, se moviliza contra los fundados rumores de traslado de su actual ubicación en la Avenida Ciudad Jardín. A los viandantes les sorprende la pintada bajo unos grabados que hicieron Echegoyán y sus alumnos: "Murillo la fundó y la Junta la destruyó".

Quieren aprovechar el tirón del pintor que a partir del 19 de febrero regresa al Museo de Bellas Artes porque se consideran descendientes artísticos suyos. "En 1660, Murillo funda la Academia de Arte de la Pintura Sevillana que después será Escuela de las Tres Nobles Artes y en el siglo XIX se transformará en Escuela de Artes e Industrias", dice Manuel Navas, director de la Escuela y profesor de Interiorismo.

"A mí no me cuadra que en plena crisis, cuando no mandan sustituciones porque no hay dinero, se nos quiera sacar de un centro creado ex profeso para esta finalidad y en el que se han invertido casi 300.000 euros en mejoras". Sonsoles Nieto Caldeiro lleva 35 años enseñando Historia del Arte en estos centros, ocho años en su Ávila natal, el resto en la Escuela de Sevilla.

En la Delegación de Educación les han dicho que ha crecido mucho la población infantil de Nervión, una demanda escolar a la que se pretendería responder adaptando el actual edificio de la Escuela de Arte como colegio de Primaria. Los 386 alumnos del centro y sus 38 profesores se tendrían que ubicar en el centro escolar Las Aguas, en el Polígono San Pablo. "Ellos también se han movilizado", dice el director.

Es una Formación Profesional artística tradicionalmente vinculada a los gremios, una enseñanza que nació para facilitarle un nivel cultural básico a las clases medias y bajas. Tiene 19 ciclos formativos. "Yo tengo alumnos que vienen de Osuna, Écija, Gilena o El Palmar de Troya", dice José Ramón Gassó, 30 años enseñando en el mismo aula Pintura Artística aplicada a la Escultura.

La Escuela de Arte reparte su alumnado entre este edificio de la Avenida Ciudad Jardín y el pabellón de Chile, que acogió en otra mudanza impuesta a los cuatro cursos de bachillerato de Artes que lo cursaban en un centro de Torneo esquina con Baños hasta que le fue cedido como guardería al Consulado de Francia. "Cada vez que necesitan algo piensan en nosotros", dice el director. "Precisamente el curso que por primera vez hemos rebasado el millar de alumnos. Será por la crisis".

Alumnos de la Escuela de Arte de Sevilla han participado en los procesos de restauración del Salvador, de la iglesia de los Terceros, de la plaza de España o de la estatua de Velázquez. A su profesorado pertenecieron el escultor Echegoyán, el pintor Miguel Pérez Aguilera o el orfebre Fernando Marmolejo y de sus aulas salieron, como comenta Sonsoles Nieto, "la mayoría de los decoradores de El Corte Inglés y algunos de los profesionales de las tiendas de muebles más conocidas".

Invirtieron dinero en un laboratorio de Fotografía y un taller de Grabado y Policromía. Hoy celebran una reunión en el pabellón de Chile y han decidido movilizarse contra el traslado. Por la memoria de Murillo.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios