calle rioja

La novena provincia era Sicilia

  • Diálogo. La Casa de la Provincia acoge una exposición de fotografías de la Semana Santa de diez municipios andaluces y de expresiones cofrades de esa región del sur de Italia

Fotos de la Semana Santa de Sicilia junto a coliblanco y colinegro de Baena. / JUAN CARLOS MUÑOZ Fotos de la Semana Santa de Sicilia junto a coliblanco y colinegro de Baena. / JUAN CARLOS MUÑOZ

Fotos de la Semana Santa de Sicilia junto a coliblanco y colinegro de Baena. / JUAN CARLOS MUÑOZ

Casi medio centenar de fotografías de la Semana Santa de diez municipios andaluces se expusieron en abril del año pasado en el Oratorio di Sant'Elena e Costantino de Palermo. En devolución de visita, esas mismas imágenes conviven desde ayer en la Casa de la Provincia con muestras fotográficas de la Semana Santa de Sicilia. "Si no se miran las etiquetas, es difícil diferenciarlas", dice Francesco Forgione, ex director de la Fundación Federico II de Palermo, que depende del Parlamento de Sicilia.

La exposición es "un pistoletazo de salida de la Cuaresma", en palabras de Juan Pérez, alcalde de Lucena y presidente de Caminos de Pasión, que integra además de este municipio cordobés a los de Cabra, Baena, Puente Genil y Priego de Córdoba en esa misma provincia, los sevillanos de Carmona, Écija, Osuna y Utrera, y Alcalá la Real, en la provincia de Jaén, patria chica del imaginero Juan Martínez Montañés.

La exposición, que puede verse en la Casa de la Provincia hasta el 4 de marzo y que después viajará a las diputaciones de Córdoba y Jaén, se completa con un simposio que hoy se celebra sobre los modelos de Semana Santa de Castilla, Andalucía y Sicilia y que han coordinado los catedráticos de Antropología Salvador Rodríguez Becerra e Ignazio Buttitta, de las Universidades de Sevilla y Palermo, respectivamente.

"¿Qué sería de Europa sin el Sur, qué sería de Europa sin el Mediterráneo", se preguntó Forgione, que recordó el pasado común, "la presencia de los españoles en Sicilia y una historia común con los árabes", y expresó la necesidad que el mundo tiene de una religión que sea factor de paz, "un Dios que no sea un Dios armado en momentos en los que la religión es una fuente de conflictos fundamentalistas".

Caminos de Pasión se puso en marcha en 2002 con estos municipios de las tres provincias andaluzas que no tienen salida al mar. "Es casualidad", dice Rodríguez Becerra, que con su tocayo Salvador Hernández firman los textos que acompañan las fotografías. En ellos señalan la fuerza que ha cobrado la Semana Santa en los últimos años con pruebas como el enriquecimiento del patrimonio, la creación de nuevas marchas procesionales o la relevancia social de los pregoneros.

Territorios del sur de España y de Italia, hay un nexo curioso que une a algunas de las llamadas "ciudades medias" de Córdoba y Jaén con pueblos de Sicilia. En ellas se mantuvieron las representaciones teatralizadas que fueron consideradas impropias por la Contrarreforma. Entre el centenar de actividades que Caminos de Pasión prevé para la Cuaresma, incluye ejemplos como la Noche de las Lumbres y Tambores de Alcalá la Real, sábados de Romanos de Puente Genil o el Belén Pasionista de Cabra.

Se mantendrán iniciativas como la Ruta de Cocina y Repostería de Cuaresma y Semana Santa o Con Pasión desde Niños con la participación de escolares. Forgione propuso extender estos itinerarios culturales a países como Malta, Chipre o Croacia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios