Un corte de luz obliga a cerrar el Antiquarium una hora en una jornada de gran afluencia

  • Sacyr asegura que la incidencia fue ajena a la empresa y fuentes municipales apuntan que se debió a las obras en otros locales

Un corte en el suministro eléctrico, ocurrido a primera hora de la tarde ayer, obligó a cerrar el Antiquarium instalado en el complejo Metropol Parasol por algo más de una hora, afectando a las numerosas visitas que esperaban para poder admirar los restos arqueológicos que allí se encuentran expuestos. Tras restablecerse la luz, se reabrió el espacio y se pudo continuar con las visitas, aunque hasta pasado algún tiempo no volvieron a funcionar con total normalidad todos los paneles explicativos.

El corte se produjo alrededor de las cuatro de la tarde, según pudo confirmar este periódico. A las cinco todavía estaba cerrado el complejo, según relató una persona que acudió a las instalaciones para visitar la exposición. Un grupo numeroso de personas se fue agolpando a la entrada hasta que, a las 17:15 se reabrió. La misma fuente explicó que tras permitirse de nuevo la entrada al público la mayoría de las pantallas explicativas se encontraban apagadas, "por lo que no era posible informarse bien de lo que estabas viendo". A lo largo de la tarde se fueron reiniciando todos los sistemas de la exposición y, a las 18:30 todo funcionaba correctamente.

Según pudo conocer este periódico, no es la primera vez que se producen problemas de suministro eléctrico en el Antiquarium, algo que podría ser achacable a las obras que se están realizando en los locales superiores del Metropol Parasol que aún están sin ocupar, según apuntaron fuentes municipales. Sacyr, por su parte, descartó esta causa y aseguró que ellos no tenían registrada ninguna incidencia en el día de ayer y que todos los sistemas estaban funcionando correctamente, como era el caso de las escaleras mecánicas de acceso a la Plaza Mayor, o los ascensores que conducen al mirador panorámico.

La animación durante todo el día de ayer en el complejo de la Encarnación fue muy importante al tratarse de un día víspera de festivo. Fueron muchos los sevillanos y turistas que se concentraron en este lugar de la ciudad para disfrutar de las numerosas opciones que ofrece en estos días del puente de la Inmaculada: desde la visita a las setas, al mercadillo de artesanía que se dispone alrededor de la plaza. La mayoría de los turistas se decantaron por realizar una visita al Metropol Parasol. Las colas para subir al mirador panorámico para disfrutar de la vista privilegiada de la ciudad y, en menor medida, para acceder a los restos arqueológicos del Antiquarium, fueron importantes durante toda la tarde, según pudo comprobar este periódico. "Llegamos el martes y teníamos mucha curiosidad por ver este nuevo edificio. Ya hemos subido a la plaza y hemos visitado la exposición de los restos romanos. Ahora estamos esperando para subir al mirador, que seguro que la vista tiene que ser maravillosa", explicó uno de los turistas que deambulaban por el complejo.

Aunque el Antiquarium se abrió hace algo más de siete meses, se podría decir que no se ha completado la muestra hasta el pasado sábado con la exposición Roma quanta fuit, que se podrá visitar hasta el próximo 2 de junio. Con la instalación de la señalética y los paneles digitales informativos, en español, inglés e italiano, el visitante ya puede disfrutar y conocer lo que está viendo. En la exposición temporal hay dispuestas casi 90 piezas distribuidas en vitrinas en las que se explican cuestiones tan diversas como la industria, los ritos funerarios o los gustos estéticos romanos, musulmanes y cristianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios