Sucesos

Tres operaciones antidroga permiten desarticular dos redes de venta

  • La Policía Nacional cierra con 25 detenidos en Sevilla y Dos Hermanas tres operaciones antidroga.

Tres operaciones antidroga llevadas a cabo por la Policía Nacional se han saldado con la desarticulación de dos organizaciones importantes de tráfico de estupefacientes a mediana escala en Sevilla y con la detención de 25 personas.

Según ha informado la portavoz de la Policía Nacional, Ana Cambón, dos de las operaciones se han llevado a cabo en Sevilla mientras que la tercera se ha desarrollado en el municipio de Dos Hermanas, con 25 detenidos, se han desmantelado dos puntos de venta importantes y se han decomisado sustancias psicotrópicas, dinero y objetos de valor, además de armas.

En el marco de la primera de las operaciones, la denominada "espumita", se detuvo a ocho personas, entre ellos al cabecilla, Antonio T.G. de 43 años, sin antecedentes, dueño del bar desde el cual se vendía la droga y principal depositario y vendedor de cocaína, y a David R.M. de 32 años y tres detenciones anteriores, que vendía hachís en el mencionado establecimiento.

Además se detuvo al resto de colaboradores, que se encargaban de vigilar el exterior del bar y alarmar a los vendedores, así como de vender, preparar y cortar la droga que, en el caso de la cocaína se distribuía en paquetes de tabaco de la marca "Wiston", y llegaba a través de "mulas" -personas que trafican con droga en el interior de su cuerpo- probablemente desde Colombia.

La Policía Nacional se ha incautado de 250 gramos de cocaína, 2 kilos de cafeína para mezclarla, 82 gramos de hachís, dos pistolas -una simulada y otra de descarga eléctrica- y 14.000 euros aproximadamente; tres personas han ingresado en prisión, entre ellas una mujer.

La segunda de las operaciones tuvo lugar el 8 de enero, al igual que la anterior, en la localidad de Dos Hermanas, concretamente en la barriada Cerro Blanco.

Gracias a esta actuación se ha detenido a catorce personas, pertenecientes a un mismo clan familiar y que procedía de Linares (Jaén) de donde huyeron, "posiblemente al verse involucrados en un homicidio", ha afirmado Cambón.

Traficaban con heroína y cocaína, que compraban en la capital y la depositaban, cortaban y vendían en los domicilios familiares en los que se han decomisado un kilo de sustancias estupefacientes distribuidas en cocaína en roca y heroína; útiles de pesaje y embalaje, 15.000 euros, tres vehículos de alta gama, gran cantidad de joyas y armas blancas de grandes dimensiones.

De los catorce detenidos han ingresado en prisión cinco personas, entre ellas una mujer, todos con antecedentes policiales y dedicados a la compra, almacenaje, venta y distribución de la droga.

La última operación se llevó a cabo esta misma madrugada, en el barrio de Rochelambert, que da nombre al dispositivo, y que comenzó con la denuncia de un hombre que presentaba una herida de arma blanca en la rodilla y que había dicho que estaba siendo amenazado con una pistola por dos hombres.

La policía activó un dispositivo para encontrar a los agresores, que participaron en la reyerta a causa de un ajuste de cuentas por droga con la víctima, y al entrar en el domicilio del herido vieron que estaba revuelto.

Al detener a los hombres que respondían a la descripción de la víctima, se inspeccionó el vehículo que conducían y en el filtro del aire se encontraron 163 bellotas de hachís, 12 trozos de hachís prensado y una pistola simulada con silenciador, linterna y puntero láser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios