Un parque amenazado por la futura vía SE-35

  • Urbanismo proyecta una carretera de seis carriles que dividirá en dos el Parque Tamarguillo, en cuya construcción se han invertido 12 millones

Comentarios 8

El proyecto de construcción de la ronda de circunvalación SE-35, con seis carriles y rotondas, contempla dividir en dos partes el recien terminado Parque Tamarguillo, un humedal con más de 90 hectáreas en cuya recuperación se han invertido más de 12 millones de euros, en su mayor parte procedentes de fondos europeos. La idea del Ayuntamiento de Sevilla es repetir el ejemplo del Parque Miraflores, seccionado también por una vía rápida de seis carriles: la Ronda Norte.

Lo que fue hasta hace una década un vertedero incontrolado de escombros y basuras donde se practicaba la caza ilegal de animales es ahora un bello paraje con un lago natural de 40.000 metros cuadrados donde convergen las aguas de los arroyos Tamarguillo y Ranilla, carril bici, senderos, miradores, plazas abiertas, cuatro pasarelas sobre el nuevo encauzamiento del Tamarguillo, auditorio al aire libre con capacidad para 300 personas, huertos vecinales y escolares, yacimientos arqueológicos y una rica vegetación y fauna.

Los vecinos del Parque Alcosa, liderados por la asociación Movida Pro-Parque, llevan meses convocando movilizaciones de protesta (el jueves 29 será la próxima) para evitar que esta futura carretera "absurda, sin sentido y llena de intereses económicos" atraviese esta zona verde de la cabecera del arroyo del Tamarguillo por cuya recuperación llevan luchando y esperando doce largos años, desde 1996. La preocupación vecinal es elevada dado que ya ha comenzado la redacción del proyecto de construcción de este tramo de la SE-35 y la Gerencia de Urbanismo prevé iniciar las obras en la segunda mitad de este año. Por eso han presentado una propuesta de trazado alternativo.

El parque, considerado el segundo pulmón verde de Sevilla, acabó de construirse a finales de 2008 a cargo de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, pero el espacio sigue cerrado, a falta de rematar pequeños detalles, pese a que las administraciones (Confederación y Gerencia de Urbanismo) se comprometieron con los vecinos a abrirlo parcialmente a medida que se fueran terminando los trabajos. El concejal de IU Antonio Rodrigo Torrijos firmó en 2007 que lo haría antes de mayo de este año. En virtud de aquel compromiso tendrían que estar ya en uso los 160 nuevos huertos urbanos, el lago central, el auditorio y las plazas.

Según aclararon a este periódico fuentes del Ayuntamiento, el parque no se ha abierto aún porque la Gerencia de Urbanismo tiene que recepcionar la obra efectuada por la Confederación. Sobre este punto, la asociación Movida Pro-Parque considera que el Consistorio está retrasando la recepción hasta que se termine de redactar el proyecto de construcción de la ronda con el trazado definitivo de la SE-35 por esta parte de la ciudad.

El trazado de esta vía rápida destruirá parte importante del trabajo de la Confederación Hidrográfica y afectará a los nuevos huertos y al terreno donde se proyectó un olivar, cuya ejecución se mantiene paralizada. La Confederación empezó la restauración hidrológica y forestal de este enclave en verano de 2007 con una inversión de 6,7 millones en su mayoría de fondos europeos Feder. En 2000, la Unión Europea también concedió varios millones más de fondos Pomal al Ayuntamiento para limpiar las escombreras que contaminaban este espacio verde.

Los nuevos huertos están listos con vallado y tomas de agua desde agosto pasado. En vista de que no se abren a los ciudadanos y hay grava sobre la tierra para bloquear su cultivo, Movida Pro Parque promueve los miércoles una ocupación protesta por parte de hortelanos que están limpiando el terreno para cultivar.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios