La peatonalización del centro como plan de acción

  • Los niveles de ruido serán actualizados cada año, en lugar de los 5 que marca la ley

Una vez que ha sido elaborado el mapa de ruidos de la ciudad de Sevilla, el siguiente paso que marca la ley es la redacción de un plan de acción que imponga los pasos a seguir para reducir los niveles de ruido en aquellas zonas que tengan más problemas y para seguir reduciendo o manteniendo los niveles que se adapten a la normativa. El plan de acción sobre el que ya trabajan los técnicos de la delegación de Medio Ambiente estará muy centrado en el tráfico de la ciudad, la principal fuente de ruido, y, en este sentido, muchas de las actuaciones que se recogerán en este plan de acción ya están en marcha o lo harán en las próximas fechas, puesto que se trata de medidas que se han aplicado para el proceso de peatonalización del centro de la capital andaluza.

El informe de la delegación que acompaña al mapa de ruidos mantiene que los límites sonoros impuestos por la normativa (tanto la autonómica como la estatal) son considerados “objetivos de calidad acústica a cumplir” y ambas normas coinciden en que “en aquellas zonas de la ciudad en las que se rebasen dichos límites, el objetivo que se marcará el Ayuntamiento será el de alcanzar dicho valor (el vigente actualmente o el que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía establezca en la revisión del reglamento)”.

Sin embargo, la delegación recuerda que ya existen iniciativas que estarán en este plan de acción que ya han sido puestas en marcha como “la peatonalización, la implantación de la red de carriles bici y el servicio público alquiler de bicicletas, el Metrocentro, la determinación de las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) y otras medidas que se están ejecutando en estos momentos”.

Otra novedad que se incluirá en el Plan de Acción 2008-2013 respecto a lo que exige la normativa será la periodicidad de las mediciones. La ley exige que se actualicen los datos de ruido de las diferentes zonas de la ciudad cada cinco años o cada vez que se modifique el uso del suelo de una zona concreta pero el Ayuntamiento ha dispuesto actualizar todos estos datos anualmente, dado el proceso de transformación que está experimentando ahora la ciudad con nuevas infraestructuras como la instalación del tranvía entre el Prado de San Sebastián y la Plaza Nueva o la propia línea 1 del Metro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios