El coche 'ponemultas' está aparcado desde octubre en la jefatura de la Policía Local

  • El vehículo no funciona desde que los técnicos subsanaran las averías el año pasado

Comentarios 8

El coche ponemultas, que fue adquirido por el Ayuntamiento de Sevilla en noviembre de 2006, permanece aproximadamente desde finales del mes de octubre de 2007 aparcado y sin entrar en funcionamiento en las dependencias policiales de la Isla de la Cartuja, después de que a principios de ese mismo mes saliera del taller tras ser subsanadas todas sus averías. Así lo indicaron ayer fuentes policiales, que señalaron que el vehículo funciona "perfectamente", después de que tuviera problemas a lo largo del pasado año para conseguir operar por las calles de la capital de manera correcta debido a los problemas técnicos que sufría. Tras varios días circulando por los itinerarios prefijados para proceder a la sanción de aquellos titulares de vehículos en los que se detectaran infracciones, con especial incidencia en la doble fila, el vehículo fue posteriormente almacenado, sin que según las fuentes consultadas existan instrucciones específicas al respecto.

"La detención del vehículo obedece a un estudio de las rutas con vistas a una posible redefinición de los itinerarios para una mayor incidencia en la detección y punición de infracciones tales como la ocupación de carriles bus-taxi o la localización de puntos con una especial densidad de tráfico", explicaron desde el Ayuntamiento.

El coche, que costó 72.000 euros y que fue adquirido a Quality, permaneció durante más de nueve meses con problemas relacionados con el software. De esta manera, el ordenador de a bordo del ponemultas tuvo problemas a la hora de procesar imágenes, al quedarse congeladas, no detectando de forma correcta ni matrículas, ni marcas, ni modelos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios