La primera jornada de huelga en Mercasevilla se desarrolla sin incidentes

  • Los trabajadores repitirán esta acción los días 23, 27 y 29 de mayo, así como el 3, 5 y 6 de junio.

Comentarios 1

Los trabajadores de las empresas encargadas de los servicios de mantenimiento y limpieza del mercado central de abastos hispalense, Mercasevilla -Clece y Talher S.A., respectivamente- secundaron la madrugada de ayer la primera de las siete jornadas de huelga convocadas a cuenta de los términos de su subrogación. Durante el paro sólo han funcionado los servicios mínimos pactados entre las partes; y está previsto que la huelga continúe los días 23, 27 y 29 de mayo, así como los días 3, 5 y 6 de junio.

Este colectivo de empleados pertenecía a la plantilla directa de Mercasevilla, pero todos ellos fueron subrogados por las citadas empresas al externalizar la sociedad gestora del mercado central los servicios de mantenimiento y limpieza. Esto provocó un expediente de regulación de empleo (ERE), que se llevó a cabo en agosto de 2013 y supuso el despido de un total de 129 trabajadores.

El caso es que después de que Mercasevilla adjudicase a la empresa de servicios integrales Clece la prestación de los servicios de mantenimiento y a Talher S.A. los de limpieza, todo ello con la subrogación de los empleados que trabajaban para Mercasevilla en tales tareas, las citadas empresas habrían anunciado a estos empleados que su salario y condiciones laborales se ceñirían a los convenios sectoriales y no al convenio colectivo de Mercasevilla.

En concreto, estos empleados estarían sujetos al convenio del metal en el caso de los trabajadores del servicio de mantenimiento, y al convenio de limpieza en el caso de los empleados dedicados a la limpieza, lo que implica una rebaja salarial media del 10% en el caso de los trabajadores de las tareas de mantenimiento y de entre el 20% y el 25% en el caso de los empleados de la limpieza.

A finales de marzo, estos colectivos de trabajadores promovieron ya una convocatoria de huelga a cuenta de este conflicto, pero el paro técnico fue finalmente anulado al mediar un principio de acuerdo. Ahora, tal como informa Juan Bravo, portavoz de los empleados subrogados por Clece, el conflicto se ha desencadenado de nuevo. Bravo explica que la subrogación de estos trabajadores debería implicar la conservación de sus antiguos salarios y condiciones laborales, pero las subcontratas están aplicando los convenios sectoriales como ya se ha descrito y están "adulterando las nóminas" para que la cantidad líquida a percibir sea "similar" a sus antiguos salarios como empleados de Mercasevilla, aunque a costa de las cotizaciones y las deducciones por el impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios