El retorno de las cámaras del Plan Centro

  • El PSOE recupera tras cinco años los equipos de filmación para un estudio sobre el tráfico.

Dos de las cámaras del antiguo Plan Centro, que restringía el acceso al casco histórico. Dos de las cámaras del antiguo Plan Centro, que restringía el acceso al casco histórico.

Dos de las cámaras del antiguo Plan Centro, que restringía el acceso al casco histórico. / Juan carlos Vázquez

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, ha culminado la restauración de los sistemas y equipos de filmación y puntos de control de acceso y salidas del Casco Antiguo, Las cámaras de visión de tráfico, los sistemas de reconocimiento de matrículas y los servidores con los que se estudiará el tráfico ya están en funcionamiento con el objetivo, según explicó ayer el Ayuntamiento, de introducir mejoras para peatones, transporte público y ciclistas.

El gobierno local aseguró que los equipos recuperados se utilizarán "exclusivamente" para poner en marcha una campaña de estudio de las pautas de movilidad en el centro histórico y para recabar datos sobre la circulación de vehículos, horarios y vías de entrada y salida al centro.

La recuperación de estos equipos se inició a finales de 2015 con la revisión del estado de las instalaciones que fueron abandonadas con la derogación por parte del gobierno del PP, liderado por Juan Ignacio Zoido, del antiguo y polémico Plan Centro, instaurado por su antecesor, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, en su último mandato como alcalde.

Fue el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, quien en enero de 2016 anunció el retorno de las famosas cámaras. Ya entonces, dejó claro que el Plan Centro de Monteseirín estaba "enterrado" y que los equipos que se instalaron para restringir el acceso al centro histórico de los coches particulares sólo se usaría para obtener imágenes sobre la densidad de la circulación y para conocer el estado real del tráfico en cada punto.

El desuso y deterioro de los 21 equipos adquiridos con el Plan Centro ha obligado a llevar a cabo la actuación en varias fases, según aclara el Ayuntamiento. "El estado de abandono en el que se encontraban los equipos tras su desconexión ha hecho necesario un importante esfuerzo en la recuperación de los mismos", destacó ayer en una nota Juan Carlos Cabrera, delegado también del distrito Casco Antiguo. Así, una vez llevado a cabo el diagnóstico del estado de las instalaciones y el sistema, se procedió en una primera fase a llevar a cabo la reparación de las cámaras de visión de tráfico para su uso por parte de los operadores de tráfico del Centro de Gestión de la Movilidad (CGM), medida que finalizó en el primer trimestre de 2016.

Tras esta primera actuación, se procedió al diagnóstico del resto de los equipos que conforman la infraestructura y que se componen de las cámaras de reconocimiento de matrícula y los servidores alojados en los armarios ubicados a pie de calle, así como de los servidores alojados dentro del CGM en los que se encuentran instalados los distintos sistemas que controlan los equipos y cuya reparación y puesta en marcha ha culminado recientemente.

A partir de ahora, y una vez que todos los sistemas se encuentran restaurados y en funcionamiento, el CGM llevará una campaña de recopilación de datos en los distintos puntos de acceso y salida del Casco Antiguo. Estos datos permitirán determinar el número de vehículos que acceden y abandonan esta zona a diario y la franja horaria, además del tiempo de permanencia en el interior del mismo, y los puntos de entrada y salida. "Son datos empíricos y reales que permitirán a los técnicos del Área de Movilidad disponer a partir de ahora de una información imprescindible de cara a la puesta en marcha de futuros proyectos sobre una base sólida y fiable que permita mejorar la movilidad y la convivencia en el interior del centro histórico", señaló el delegado. Los resultados obtenidos servirán de base para llevar a cabo un diagnóstico "certero" sobre las pautas de movilidad interior en el centro de cara a futuros estudios y proyectos a desarrollar en la zona que favorezcan el transporte público, la movilidad ciclista y el tránsito peatonal.

Se trata de una iniciativa incluida dentro de los acuerdos alcanzados con otros grupos políticos de la Corporación municipal en la aprobación del presupuesto municipal de 2017. También se está evaluando su uso para detectar vehículos con matrículas sobre las que conste una denuncia por robo. Estos datos se usarán además en la elaboración del primer Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad de Sevilla impulsado por el Ayuntamiento y que también forma parte de los acuerdos presupuestarios alcanzados con otros grupos políticos.

El Plan Centro planteado por Monteseirín, muy criticado por la oposición, fue derogado por el gobierno de Juan Ignacio Zoido cuando apenas llevaba medio año funcionando. Se trataba de una promesa electoral que cumplió apenas dos meses después de lograr el sillón de la Plaza Nueva. Lo hizo con una resolución de la Alcaldía que entró en vigor el 29 de julio de 2011, pero antes quiso justificar esta decisión política lanzando a la prensa todo tipo de acusaciones de irregularidad y "fraude" sobre la tramitación y funcionamiento de este plan y de las cámaras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios