El retorno del cardenal de la concordia

  • Monseñor Amigo recibe el reconocimiento unánime a sus casi tres décadas de gobierno de diálogo en la Iglesia sevillana

Comentarios 2

El cardenal Amigo retornó por unas horas a Sevilla, la ciudad donde ejerció como arzobispo durante 27 años, para recoger el I Premio Manuel Clavero que concede Diario de Sevilla y la Fundación Persán y que en este caso reconoce la trayectoria como pastor y gobernante de un fraile castellano que siempre promovió los valores del diálogo, el ecumenismo, la mediación y la defensa de la clase política, por poner sólo algunos ejemplos, y que en determinados momentos ha sido la voz de la Iglesia española en asuntos como el terrorismo, la familia, las huelgas generales o la crisis económica. Las principales autoridades civiles, políticas, religiosas y militares acudieron a la cita de este periódico: el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo; la consejera de Presidencia, Mar Moreno; el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo; el presidente del PP andaluz, Javier Arenas y el jefe de la Fuerza Terrestre, teniente general José Ignacio Medina, entre otras muchas otras personalidades. Zoido abrió las intervenciones como alcalde de la ciudad, recordando el espíritu de diálogo de monseñor Amigo y alabando la idoneidad de que el premio reciba el nombre de Manuel Clavero.

El acto se celebró con gran expectación en el principal edificio civil de la ciudad, el Real Alcázar, reservado para las grandes solemnidades, tal como destacó el presidente del jurado, el catedrático y abogado Manuel Olivencia, quien celebró no sólo la entrega del premio en sí, sino su creación por parte de Diario de Sevilla en colaboración con la Fundación Persán. Olivencia precisó que el galardón lleva el nombre de Clavero, "ciudadano ejemplar, de valores cívicos al servicio de la nación y del Estado". Y se refirió al premiado: "A nadie sorprenderá que este premio de valores recaiga en una persona como el cardenal Amigo, un ciudadano de Sevilla, un vecino de la ciudad que sigue censado en ella". Olivencia resaltó cómo tanto cristianos, ateos y agnósticos coinciden en reconocer los méritos del purpurado. "Entró en Sevilla y penetró en los misterios de su carácter". Y sobre su trayectoria personal también tuvo un comentario que define toda una vida: "El cardenal Amigo iba para médico de cuerpos y llegó a serlo de almas. Siempre ha sido contrario a encerrar a la Iglesia en la sacristía por mucho que fuera la bellísima sacristía de la Catedral de Sevilla".

José Joly, presidente del Grupo Joly, elogió la aportación de Clavero a Diario de Sevilla. "Su magisterio y claridad de criterio", dijo, "han sido básicos para definir la personalidad del periódico". "En un país en el que se tiene a gala no admirar ni respetar a casi nadie, y en el que tantas veces se menosprecia el compromiso y se orilla el talento, vemos claro que en la vida de don Manuel Clavero concurren méritos y virtudes poco frecuentes que lo convierten en una figura ejemplar", añadió. Destacó "la línea recta por la que han transcurridos sus actividades como catedrático, abogado, padre de familia, político, académico y tantas otras cosas que ha sido a lo largo de su fecunda existencia". Definió a Clavero, Olivencia y a monseñor Amigo como un "triplete de ejemplaridad" y aludió a la compañía Persán como un referente empresarial "en una región necesitada de liderazgos y de industrias potentes".

El presidente del Consejo Editorial de Diario de Sevilla, Manuel Clavero, tomó la palabra para agradecer la creación del premio y glosar la trayectoria del premiado, para lo cual se remontó a la etapa del cardenal en Tánger: "En aquellos nueve años tuvo tantos logros episcopales y éxito que ya hacían prever su llegada a Sevilla". Y se refirió al pontificado de monseñor Amigo: "Han sido veintisiete años de labor interclasista, lo que tiene un valor enorme cuando muchos no se dedican más que a proteger a su propia clase".

El premiado quiso aprovechar la ocasión para realizar una vez más una encendida defensa de la clase política: "Noble oficio es el de la vida pública, el de asumir tareas de responsabilidad". Y fue precisamente en ese momento cuando el cardenal ensalzó la figura de Clavero, "su sentido grande de la vida política sin olvidar nunca su inmenso amor a Andalucía". También defendió monseñor Amigo la labor de la Iglesia, sus valores humanos, sociales y culturales, todo lo cual "bajo el mandato del amor fraterno". Desarrolló en su discurso los conceptos de justicia, misericordia y caridad, sobre todo en tiempos de crisis: "La misericordia es la apoteosis de la caridad y de la justicia". Y se acordó de los presos y de los pobres: "Los pobres no están para que presumamos de ellos, sino para que los sirvamos".

Monseñor Amigo habló sobre la distinción que reconoce toda su trayectoria: "Nada tienen que reconocerme porque Jesucristo me tiene más que pagado". Los momentos de mayor emoción de su discurso se produjeron con motivo del recuerdo al concejal del PP Alberto Jiménez Becerril y su esposa Ascensión García, asesinados por ETA en enero de 1998 a la vera del Palacio Arzobispal de Sevilla.

Cerró el acto el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que comenzó por definir a Clavero como un "visionario de la autonomía andaluza que supo hacer ver que la autonomía no era una quimera". Recordó que tanto Clavero como monseñor Amigo son Hijos Predilectos de Andalucía. Se refirió directamente al cardenal: "Usted cree en el diálogo y en la buena voluntad. Siempre ha recibido a todos en audiencia. Sus palabras nunca ha caído en saco roto. Ha acercado la Iglesia a las necesidades de este tiempo y ha tenido un gran respeto por los políticos".

Recordando el titular de una entrevista al cardenal en este periódico en 2001 ("Lo grave sería que lo que dijera el arzobispo importara un comino"), Griñán remató su discurso: "En Andalucía nunca ha importado un comino lo que usted dice. Porque la mayoría de las veces, lo que usted dice va a misa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios