La falta de papel timbrado deja inoperativo el Registro Civil de Sevilla

  • Desde el pasado jueves no se entrega ninguna certificación, lo que ha motivado una veintena de quejas ciudadanas. Un funcionario recibió como respuesta del Ministerio que gastaban “mucho papel imprudentemente”.

Comentarios 13

El Registro Civil de Sevilla está paralizado por falta de papel timbrado, un problema que obedece al desabastecimiento de este material por parte del Ministerio de Justicia. Desde el pasado jueves no se puede entregar a ningún ciudadano certificaciones literales de nacimiento, matrimonio y defunción, lo que ha motivado una veintena de quejas e incluso insultos de “sinvergüenzas” y otros improperios a los funcionarios destinados en el Registro Civil.

La secretaria del Registro venía reclamando al Ministerio de Justicia desde el pasado 6 de abril el envío de unos 60.000 impresos de papel timbrado, debido a la escasez de este material necesario para la expedición de los certificados, pero el Ministerio no ha atendido por ahora la petición.

La situación se complicó el pasado jueves, cuando el Registro Civil se quedó sin papel oficial y, por tanto, sin posibilidad de atender las peticiones ciudadanas. Surgieron entonces las primeras quejas ante la unidad de atención al ciudadano del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El juez del Registro Civil, Eugenio Pradilla, ha remitido un informe de la situación al CGPJ, al que informa de que “carecen de fundamento” las quejas en lo que respecta al propio magistrado y a la profesionalidad de los funcionarios de esta oficina porque, según explica, el desabastecimiento de papel “sólo obedece a la imprevisión del Ministerio de Justicia, que no ha atendido las solicitudes de la secretaria”. El juez considera además “intolerable” que uno de los ciudadanos les haya insultado llamándoles “sinvergüenzas en dos ocasiones”, y lamenta que en otra queja se diga que los funcionarios se habían negado a expedir las certificaciones, algo que considera “falso de toda falsedad”. No hubo negativa a emitir las certificaciones, sino que no se podía por la falta de papel timbrado, “que ha de usarse por exigencia del artículo 4 de la orden ministerial de 1 de junio de 2001”.

El juez recuerda que en marzo de 2014 se produjo la misma situación y se elevaron igualmente varias quejas de los ciudadanos, por lo que el magistrado ha solicitado al CGPJ que intervenga para que se solicite a las “autoridades competentes su colaboración y el cumplimiento de sus obligaciones para evitar el desabastecimiento de papel necesario para certificar”.

Esta misma mañana, sobre las nueve y media, un funcionario del Registro Civil de Sevilla telefoneó al Ministerio de Justicia para reiterar la necesidad del envío de papel. La respuesta que recibió es que en esta oficina se gastaba “mucho papel de forma imprudente”, a lo que desde el Registro Civil alegan que las necesidades de los ciudadanos son “enormes” y además desde este registro se atiene a los 22 registros civiles del partido judicial de Sevilla, ya que estos otros registros no pueden dirigirse directamente al Ministerio de Justicia para solicitar el envío del papel timbrado.

Desde el Ministerio han asegurado al Registro Civil de Sevilla que se les han enviado ya con carácter urgente unos 62.000 impresos, con lo que se espera que mañana o pasado la situación pueda volver a la normalidad.

En estas fechas se produce uno de los picos de petición de certificaciones, relacionado con la expedición de DNI para menores y con la documentación que hay que entregar para solicitar una guardería pública.

Durante el año 2013 el Registro Civil de Sevilla expidió un total de 118.103 certificaciones para la obtención del DNI y fes de vida, lo que provocó el uso aproximadamente de más de 250.000 impresos, dado que la fe de vida requiere el uso de dos impresos y la mayoría de las certificaciones entre dos y tres.

Los funcionarios señalan que la situación creada y la protesta por la falta de suministro no guarda relación con las reivindicaciones que desde hace meses mantienen contra la privatización de los registros civiles. Las oficinas del Registro están plagadas de carteles de protesta contra la decisión del Ministerio de entregar las funciones del registro civil a los registradores de la propiedad y los funcionarios llevan dos meses trabajando con unas llamativas camisetas de color amarillo en la que llevan inscrita la siguiente leyenda: “No a la privatización del Registro Civil”.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios