El tranvía llega hoy a la Plaza Nueva a falta de cambiar 36 postes por farolas

  • Tussam cumple la promesa de reanudar el servicio justo después de la Feria · La implantación del resto de farolas-catenaria desde entre el Archivo de Indias y la Puerta de Jerez se hará de madrugada

Comentarios 10

El Ayuntamiento de Sevilla cumple hoy con el compromiso dado antes de Semana Santa de restituir el servicio integral del Metrocentro hasta la Plaza Nueva justo el lunes después de la Feria. Lo hace después de una fase de obras y ajustes que se ha prolongado por espacio de más de un mes y que ha consistido en la retirada de los postes que sustentaban las catenarias y su sustitución por farolas fernandinas de gran porte en el tramo de la Avenida de la Constitución que va desde el Archivo de Indias al Arquillo del Consistorio, ya que aún falta por sustituir hasta 36 de los antiguos postes, 24 entre el Archivo de Indias y la Puerta de Jerez y una docena más en la Plaza Nueva, cuya retirada se llevará a cabo de madrugada y sin afección al servicio diario de transporte.

El gerente de Tussam, Carlos Arizaga, indicó ayer a este periódico que el Metrocentro cubriría el trayecto hasta la Plaza Nueva desde primeras horas de hoy lunes después de haber estado en fase de pruebas durante el fin de semana por el tramo de catenarias aéreas sustentadas por las farolas. Así, varias unidades móviles han funcionado a modo de prueba por este tramo durante todo el fin de semana incluso en horario diurno -como ayer domingo, aprovechando la escasa presencia de viandantes- para cerrar los ajustes técnicos de conexión al cable de alimentación eléctrico. Según Arizaga, en determinados puntos se producían chisporroteos e interrupción del suministro "por falta de presión del pantógrafo -el brazo articulado ubicado en el techo de los tranvías a través del que se toma la electricidad- sobre la catenaria", lo que se ha solucionado con ajustes de los cables tensores de la misma.

Con todo, la entrada en servicio del tranvía desde el Prado a la Plaza Nueva arranca con algunos flecos sueltos que los operarios de las empresas adjudicatarias deberán aún solucionar. Como por ejemplo, rematar las cuatro farolas-catenarias que ayer lucían en la Avenida sin las luminarias; enderezar una más a la altura del Banco de España ladeada bien por un exceso de tensión del tirante, bien por efecto del viento del temporal de la semana pasada; y enlechar las llagas abiertas en el pavimento de granito por las que se ha conducido la red eléctrica hacia las nuevas farolas que han quedado sin cubrir, y que presenta un potencial peligro, ya que hay zonas en las que se divisa el cableado de cobre a ras del suelo.

Junto a estos desajustes, que Tussam se ha comprometido a solucionar sobre la marcha, queda pendiente la sustitución de una treintena de postes por farolas de gran porte en dos tramos, hasta la Puerta de Jerez, y desde el Arquillo a la embocadura de la calle Zaragoza, donde persisten los postes en forma de T y de L invertida.

La reanudación del servicio completo del Metrocentro hoy pondrá en funcionamiento dos unidades más del tranvía a la pareja que venía haciéndolo desde el pasado 5 de mayo, cuando el itinerario se recortó hasta el Archivo de Indias por el desmontaje de postes y catenarias previo a la Semana Santa.

La exención de este tramo del funcionamiento rutinario del tranvía obedece a la iniciativa impulsada por Tussam para sustituir las catenarias por farolas fernandinas habilitadas como soportes para el cableado de alimentación debido a las críticas surgidas desde diversos sectores de la sociedad civil en cuanto al impacto visual de los postes sobre el urbanismo del casco histórico. El proceso, que inicialmente afecta al tramo de la Avenida de la Constitución y la Plaza Nueva, comenzó antes de la Semana Santa pero se detuvo en tales fechas a consecuencia de la envergadura de las celebraciones, reanudándose los trabajos el pasado 24 de marzo con visos a que el 14 de abril se recuperara la integridad del recorrido.

Las catenarias surcarán el cielo de la Avenida al menos hasta 2010, cuando está programada la llegada de los trenes alimentados con baterías o con otro sistema alternativo de propulsión. Tampoco el Ayuntamiento ha aclarado lo que hará ante la Semana Santa de 2009, si retirar el tendido eléctrico o no, ya que, en palabras de los responsables municipales, "el compromiso era quitar los postes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios