espectáculos

El viaje más placentero de la Navidad

  • El auditorio de Fibes acoge hoy el estreno de 'El Médico', el musical basado en la exitosa novela de Noah Gordon

  • Participan 40 actores y la orquesta de Moguer, con 80 músicos

Ensayo general ayer de una de las escenas corales de 'El Médico'. La iluminación y la pose de los personajes parecen sacadas de un cuadro barroco. Ensayo general ayer de una de las escenas corales de 'El Médico'. La iluminación y la pose de los personajes parecen sacadas de un cuadro barroco.

Ensayo general ayer de una de las escenas corales de 'El Médico'. La iluminación y la pose de los personajes parecen sacadas de un cuadro barroco. / antonio pizarro

Un viaje hacia el conocimiento. Un pasaje al disfrute. Quienes acudan desde este miércoles y hasta el próximo sábado al auditorio de Fibes podrán contemplar una obra que es una auténtica delicia para los sentidos: la vista, el oído y el gusto (en su más amplia acepción). El mejor cuento de esta Navidad para hijos, nietos y sobrinos. El musical El Médico está hecho desde la ternura. Desde la emoción que desprende cada página de la novela de Noah Gordon que dio origen a esta adaptación, producida por Versus Creative, empresa cien por cien andaluza.

El musical, del que ha sido productor ejecutivo el compositor Manuel Marvizón, se estrena a nivel mundial este mércoles. Sus máximos responsables han querido que sea en Sevilla donde se de a conocer. Una manera de reivindicar el talento andaluz y el importante papel que juega -o debe jugar- la ciudad hispalense en este tipo de espectáculos. Luego queda una larga gira por Granada, Cáceres, Badajoz, Jerez y La Coruña.

Las cifras que lo acompañan constituyen un claro síntoma de la apuesta por calidad: 40 actores y 80 músicos de la orquesta del Liceo de Moguer (Huelva), que, al contrario de lo que suele ocurrir en otras representaciones, no está colocada en un foso, sino en el escenario. Sobre él, varias pantallas muestran distintos motivos decorativos. La luz contribuye a recrear el ambiente de cada escena. A darle un clima distinto. Desde la fría Inglaterra a la cálida Persia. Se trata del viaje que realiza el protagonista, Rob, un niño con unas ansias tremendas de aprender, de obtener el conocimiento vetado en el siglo XVI en su país natal.

Durante el ensayo general de este martes se pudo comprobar el esmero del montaje. La ternura musical. Y, sobre todo: conseguir que la emoción del libro de Noah Gordon se traslade al escenario, hasta provocar un nudo en la garganta del espectador.

Mención especial requiere también el vestuario que lucen los personajes. Telas toscas en muchas ocasiones que adquieren un protagonismo especial en determinados momentos (principalmente en las escenas corales), llegando a conformar estampas que parecen sacadas de una pintura barroca. En algunas se puede observar el trazado de las líneas diagonales y circulares como si de un cuadro se tratara. Técnicas propias de la ópera y de la zarzuela que también tienen su influjo en esta obra. Un espectáculo que, en su apuesta por la calidad, traspasa la frontera del musical convencional (o franquiciado) para situarse dentro de los límites del arte.

Así es El Médico. Así es este espectáculo -apto para todos los públicos- que se ha convertido en el mejor regalo de Navidad del que se puede disfrutar en Sevilla estos días. Un viaje al conocimiento. Una ruta por el placer. Un pasaje a lo exquisito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios