Las viviendas visadas en la 'Gran Sevilla' caen un 40% en dos años

  • Los inmuebles en proyecto en 2007 no superan los 12.793 pisos y casas, frente a los 21.309 de 2005 · Las promociones protegidas bajaron un 21% en este periodo, aunque 2007 presenta una leve mejoría

Comentarios 0

La desaceleración del sector de la construcción a nivel nacional y la nueva normativa impuesta por la Junta de Andalucía para tratar de poner un poco de orden en el urbanismo desaforado que se ha practicado en el área metropolitana de Sevilla en los últimos años se reflejan ya en los datos de visados de viviendas que maneja el Colegio de Arquitectos hasta el mes de octubre de este año.

Estos datos revelan una importante caída que alcanza el 40 por ciento en el número total de viviendas construidas en los 46 municipios que forman el área metropolitana de Sevilla en estos diez meses en comparación con el año 2005, cuando la denominada burbuja inmobiliaria estaba en pleno apogeo y los municipios planteaban crecimientos de miles de viviendas.

La reducción del número de visados de viviendas en estos dos últimos años afecta por igual a las viviendas libres y a las protegidas, aunque el efecto es mucho más importante en el primer caso, toda vez que el número de viviendas con algún tipo de protección ha experimentado un importante aumento entre 2006 y 2007. Además, el año 2005 fue especialmente pródigo en la construcción de estos inmuebles con protección, con cifras muy por encima de los últimos años.

Según los datos del Colegio de Arquitectos de Sevilla, el número de viviendas visadas hasta el mes de octubre en el área metropolitana de Sevilla ascendió a 12.793, frente a las 21.309 que se visaron en todo el año 2005. La comparación queda, por tanto, relativizada por el hecho de que el dato de 2005 se extrae de la suma de 12 meses y el de 2007 de sólo 10, aunque la desviación no afecta especialmente a la gráfica que marca la curva descendente en la que se ubica la construcción de nuevas viviendas. La diferencia absoluta entre los dos años asciende a 8.516 viviendas, un 40 por ciento aproximadamente menos, siempre sin contar esa desviación debido a la diferencia del periodo comparado. En cualquier caso, una caída importante, que muestra claramente la contención de las empresas del sector y bancos a la hora de iniciar nuevos proyectos constructivos.

La principal razón que explica esta caída de la oferta de viviendas está en el progresivo aumento de los tipos de interés que se ha producido en los últimos dos años, que ha provocado un encarecimiento no sólo de las hipotecas -a través de la subida del euríbor, el índice utilizado por los bancos para establecer el interés del préstamo- sino de los créditos que los bancos conceden a las empresas constructoras, que han tenido que ralentizar su actividad para no verse atrapadas en una espiral de endeudamiento que podía terminar perjudicándolas.

De las 12.793 viviendas visadas hasta octubre de este año, 10.347 fueron viviendas libres, mientras que las 2.446 restantes tuvieron algún tipo de protección. En 2005, el número de viviendas libres ascendió a 18.181. En el caso de los inmuebles libres, la caída que refleja la comparación entre los dos años alcanza las 7.834, un 43 por ciento menos, mientras que en el caso de las VPO, la reducción absoluta es de 682 inmuebles y la relativa de un 21 por ciento.

No obstante, la evolución de ambas categorías fue dispar entre 2006 y 2007. Las viviendas libres mantuvieron la tendencia a la baja iniciada en el año 2005, mientras que las protegidas se recuperaron de manera importante. De esta forma, en 2006 se visaron 16.449 viviendas libres en sus primeros diez meses, lo que supone 6.102 más que en el mismo periodo de 2007 y una caída entre ambos años de un 37 por ciento. Por su parte, las viviendas protegidas pasaron de las 2.092 visadas hasta octubre de 2006 a las 2.446 los primeros diez meses de este año, un 16,9 por ciento más. Este último dato tiene su explicación en las diferentes medidas que se han puesto en marcha para tratar de impulsar la construcción de viviendas protegidas, entre ellas la Ley de Medidas para la Vivienda protegidas y el Suelo de Andalucía, que extiende a todos los municipios la obligación de reservar un 30 por ciento del suelo para este tipo de viviendas y que además establece que ese 30 por ciento se establece en función a la edificabilidad global de todo el suelo urbanizable y no sólo el residencial, lo que permite un mayor número de inmuebles con algún tipo de protección.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios