El Sevilla solicita a LaLiga que se denuncien los gestos de Sergio Ramos

  • El club condena los insultos al jugador del Real Madrid pero advierte que sus acciones podrían ser sancionables por provocar al público.

Sergio Ramos gesticula hacia el público. Sergio Ramos gesticula hacia el público.

Sergio Ramos gesticula hacia el público. / A. Pizarro

El Sevilla ha solicitado que LaLiga denuncie al jugador del Real Madrid Sergio Ramos ante el Comité de Competición de la RFEF y en su caso a la Comisión Antiviolencia por "los gestos realizados en la celebración de un gol" en el partido de la Copa del Rey de este jueves.

El club hispalense explica en un comunicado que Ramos, tras anotar el 3-2 en la vuelta de los octavos de final, se plantó de pie ante Gol Norte y se puso las manos de pantalla en las orejas. Después, se señaló el dorsal en dirección a esa grada, pidió perdón al resto del estadio y volvió a dirigirse a esa grada. El artículo 93 del Código Disciplinario de la RFEF reza así: "Provocar la animosidad del público obteniendo tal propósito, salvo que, por producirse, como consecuencia de ello, incidentes graves, la infracción fuere constitutiva de mayor entidad, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos".

No obstante, el Sevilla añade en su escrito que "condena los insultos que recibió el jugador, los cuales no pueden ser en ningún caso justificados ni amparados, y reitera que los aficionados sevillistas deben erradicar los insultos tanto a clubes como a jugadores rivales".

No obstante, el club hispalense ha dicho que condena los insultos que recibió el jugador y reitera que los aficionados deben erradicar los insultos tanto a clubes como a jugadores rivales. Así, el Sevilla recuerda su deseo de transmitir a sus seguidores que disfruten del fútbol "desde el respeto y la tolerancia hacia su rival". "El fútbol es un espectáculo pasional, pero en él no caben actitudes violentas o discriminatorias de ningún tipo, fundamentalmente porque animar no está reñido con respetar al contrario. Animar, en definitiva, no es insultar, ni insultar es animar", añade la nota.

El club recuerda a sus aficionados, con vistas al próximo partido con los blancos, que "se puede animar y hacer de Nervión una caldera que lleve en volandas al equipo ante el Real Madrid sin recurrir al insulto o a acciones vejatorias hacia el rival". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios