sevilla | athletic

Satisfacción antes del asueto

  • Montella dice que sus jugadores "interpretaron muy bien lo que pedía el juego" y anuncia un breve descanso

Vincenzo Montella da instrucciones a sus jugadores desde la zona técnica. Vincenzo Montella da instrucciones a sus jugadores desde la zona técnica.

Vincenzo Montella da instrucciones a sus jugadores desde la zona técnica. / antonio pizarro

"Creo que hicimos un grandísimo partido". Así de contundente se mostró Vincenzo Montella ante los medios, orgulloso del trabajo de sus futbolistas y de los seis puntos que en menos de una semana consiguieron sumar a su casillero.

"Los jugadores interpretaron muy bien lo que pedía el juego. Es verdad que quizá debimos hacer un gol más para haber estado más tranquilos al final, pero aun así estoy muy contento. Claro que me gustaría que el equipo marcase más goles, pero eso no quita que haya sido un gran partido ", remarcó el entrenador del Sevilla.

Aunque el transalpino elogió por igual a todos sus jugadores, a instancias de los periodistas personalizó en Nolito, al que felicitó por su rendimiento: "En los últimos partidos está jugando en una posición nueva, más como delantero y más centrado que en el extremo, y lo está haciendo muy bien".

En opinión de Montella, una de las claves de la victoria de los suyos residió en la rapidez desplegada sobre el césped del Sánchez-Pizjuán. "Así pudimos parar la presión del Athletic en nuestro campo", apuntó el italiano.

Satisfecho a la par que aliviado, Montella celebró los días de descanso que el calendario concede al Sevilla, después de varias semanas encadenando dos partidos en menos de siete días. "Ahora tenemos que pensar en descansar, el físico y también la mente. Y el martes volveremos para mirar de frente la temporada", afirmó.

Tocará hacerlo, sin duda, pues en una semana el Sevilla se verá las caras con el Valencia. Un encuentro que el técnico nervionense calificó como "agradable de preparar", "muy difícil" por lo mucho que está en juego, pero también "muy bonito".

Y a propósito del Valencia, que hoy se verá las caras en Mestalla con el Betis, se le pidió a Montella un pronóstico, o más bien un deseo. "No sé si es posible que el Betis nos eche una mano, pero en estos casos excepcionales...", avanzó.

Pero al no quedar del todo clara su respuesta, el italiano profundizó en su discurso: "En esta ciudad sé que es difícil ser aficionado del otro equipo. Lo suyo sería que el Valencia y el Betis perdieses, pero eso esta semana no es posible... Estaba bromeando, que gane el mejor. Nosotros pensaremos en nuestro partido cuando volvamos al trabajo. De momento vamos a descansar dos días y luego seguiremos con los entrenamientos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios