sevilla f.c.

En busca del rendimiento

  • El Sevilla, con la tercera plantilla más veterana de la Liga, entiende que los fichajes deben aportar desde el inicio

  • Óscar Arias, cerca de formar el plantel de mayor valor de la historia

El sanluqueño Nolito, uno de los fichajes del Sevilla para esta temporada, devuelve de cabeza el balón estrellado de la Champions. El sanluqueño Nolito, uno de los fichajes del Sevilla para esta temporada, devuelve de cabeza el balón estrellado de la Champions.

El sanluqueño Nolito, uno de los fichajes del Sevilla para esta temporada, devuelve de cabeza el balón estrellado de la Champions. / víctor rodríguez

A falta de poco más de dos semanas para el cierre del mercado estival, el primer proyecto de Óscar Arias al frente de la nave sevillista termina de ser cincelado. Y lo hace con varias características en común que definen a las siete incorporaciones que se han realizado para el primer equipo hasta el momento: la búsqueda del rendimiento inmediato.

El nuevo director deportivo blanquirrojo entiende que los fichajes deben aportar prácticamente desde el primer minuto, evitando en la medida de lo posible los temidos plazos de adaptación. Por ello la edad media de la plantilla ha subido de forma considerable. De los 24,40 años que mediaba el primer plantel el pasado curso se ha pasado a los 27,8, más de tres años. De hecho, es la más veterana de la última década. El registro supone que el Sevilla sea el tercer equipo más veterano de la competición, por detrás de Getafe (28,4) y Leganés (28,1) a estas alturas de verano.

Una idea que se refuerza viendo la partida de nacimiento de los refuerzos que, hasta el momento, han llegado al plantel entrenado por Eduardo Berizzo. Sólo dos de las siete incorporaciones cuentan con menos edad media (Muriel y Corchia, ambos con 26), mientras que los otros cinco la igualan (Guido Pizarro tiene 27) o la superan: Kjaer tiene 28 y Banega (29) roza una treintena que superan Jesús Navas (31) y Nolito (30).

Las directrices a seguir, por tanto, parecen haber cambiado. De apostar por jóvenes a la espera de su explosión, como se confía que hagan jugadores como Correa (hoy cumple 23) o Walter Montoya (24, 23 cuando fichó), en el seno del club se entiende que los que lleguen a este exigente Sevilla deben aportar prácticamente desde que pongan por primera vez el pie en el Sánchez-Pizjuán para vestir la casaca blanquirroja.

En este sentido, y de la mano de una veteranía que busca un inmediato rendimiento, Óscar Arias ha confeccionado la tercera plantilla de mayor valor de la historia del club. Según el portal Transfermarkt, el actual plantel sevillista tiene un valor de 222,50 millones de euros, poco menos de los 236,40 que tuvo el pasado curso y que supusieron el tope, hasta el momento, de la entidad. Los 233,15 millones de la temporada 2010-11 supusieron el segundo máximo valor de plantilla del club.

Sin embargo, y con poco más de dos semanas de mercado todavía por delante, la dirección deportiva afronta el ilusionante reto de conformar la plantilla de mayor valor de la historia. Los refuerzos pendientes pueden incrementar de forma considerable los números, por lo que el cimiento está marcado.

Por posiciones, quizás la única carencia del plantel se sitúa en el lateral zurdo. El club rastrea el mercado para cazar a un futbolista que compita con Escudero por el puesto en el carril izquierdo, aunque los nombres que han sonado -desde Amavi, quien fue descartado tras no superar el reconocimiento médico de forma satisfactoria, hasta Alberto Moreno, quien fue titular en el Liverpool en el empate 3-3 de los reds ante el Watford y cuya contratación se antoja prácticamente imposible- no terminan de concretarse de forma real.

Pero el lateral izquierdo, a priori, no será el último refuerzo. A la dirección deportiva encabezada por Óscar Arias le gustaría poner una guinda al pastel, y los nombres que están sobre la mesa ilusionan. Los regresos de Jovetic o Carlos Bacca se estudian, aunque no habría que descartar otras opciones que, de momento, no han salido a la luz y que podrían ilusionar a la afición.

"Lo que nos queda numéricamente es un lateral izquierdo, la posición en la que sólo está Escudero. Es la vacante que nos queda por cubrir para cerrar la plantilla a falta de que en algún momento pueda surgir una oportunidad de mercado", sugirió Arias en una de sus últimas comparecencias públicas ante los medios.

Con el pistoletazo de salida a la competición de forma oficial a pocos días, con el miércoles disputando en Turquía la ida del play off de la Liga de Campeones ante el Basaksehir de Estambul, la dirección deportiva trabaja sin prisa pero sin pausa para dejar finiquitado el plantel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios