Aparece en un risco el cadáver de la joven que desapareció en Alicante

  • Un parapentista descubrió el cuerpo de María Dolores, vecina de Agost, a la que se echaba en falta desde Navidad

Trágico desenlace de la desaparición de la joven de 22 años María Dolores Yeste Herrera, que era buscada desde Navidad en la alicantina sierra del Maigmó. Un parapentista localizó su cadáver el día de Nochevieja en lo alto de un risco casi inaccesible. Terminaban así varios días de batidas por el monte de vecinos voluntarios mano a mano con efectivos profesionales. Cuando la Guardia Civil recogió el cadáver con un helicóptero, comprobó que la joven estaba desnuda y que no tenía signos de violencia. Los familiares de la joven hallaron en su dormitorio una Biblia con pasajes subrayados que aludían a que "la salvación está en la montaña".

María Dolores desapareció el 25 de diciembre de su domicilio del pueblo de Agost (Alicante), vestida con un pijama. En días posteriores se localizó su vehículo en una zona conocida como El Palomaret, en la sierra del Maigmó, así como su pijama, ropa interior y documentación. En la tarde del lunes, un joven que realizaba parapente halló su cadáver.

El Ayuntamiento de Agost ha decretado tres días de luto oficial y ha acordado suspender las celebraciones navideñas como señal de duelo por la muerte de la joven. Según explicó el alcalde, Joaquín Castelló, el Consistorio pretende expresar de este modo su "absoluta consternación" por el fallecimiento de la joven, a quien definió como una persona "alegre y extrovertida".

Castelló relató que el mismo lunes acompañó a los familiares de la fallecida al Instituto Anatómico Forense de Alicante para el reconocimiento del cadáver y que será hoy cundo se le practique la autopsia. Del examen forense dependerá la fecha y el horario del entierro, agregó.

El alcalde apuntó que el caso se encuentra bajo secreto de sumario en un Juzgado de Novelda, aunque comentó que el cadáver de la joven apareció "sin aparentes signos de violencia". Añadió que las fuerzas y cuerpos de seguridad continúan la investigación del suceso y puntualizó que las pesquisas se centran en averiguar cómo consiguió llegar María Dolores a una roca elevada más de 1.000 metros -"una zona imposible de peinar", señaló-, donde apareció su cuerpo. Castelló informó también del hallazgo de los pasajes bíblios subrayados y explicó que María Dolores "no era una persona introvertida ni con tendencias depresivas, sino que era alegre y divertida", aseveró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios