La Coruña

Apuñala a su ex pareja y después se suicida

  • El agresor entró en la gestoría donde trabajaba la víctima y la apuñaló. Luego prendió fuego a su propia casa y se ahorcó.

Comentarios 4

Una mujer de 38 años de edad ha fallecido en la localidad coruñesa de Carral tras ser apuñalada por su ex pareja en su lugar de trabajo, según han confirmado efectivos de Protección Civil que han acudido al lugar del suceso.

El suceso ha ocurrido poco antes de las 09:15 de este lunes en una gestoría de la parroquia de Tabeaio, en Carral, en la que trabajaba la fallecida, donde el hombre ha entrado y la ha apuñalado. Según han señalado efectivos que han acudido hasta la zona, ambos habían sido pareja, aunque habían finalizado su relación hace algún tiempo. El agresor ha sido hallado ahorcado dentro de su vivienda, en la vecina localidad de Abegondo, y a la que supuestamente él mismo prendió fuego tras cometer el crimen.

Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, tras apuñalar a la mujer en su lugar de trabajo en Carral, el hombre huyó con el vehículo de la víctima, que, posteriormente, fue localizado en el municipio limítrofe de Abegondo. Allí, se introdujo en una vivienda de su propiedad y le prendió fuego sobre las 10:00 de este lunes.

Tras tener constancia del fuego la Central de Emergencias 112-Galicia, se desplazaron al lugar efectivos de la Guardia Civil, Protección Civil de Abegondo y Bomberos de Betanzos, así como una ambulancia del 061 para atender al hombre, que se encontraba en el interior de la casa en llamas. Después de sofocar el incendio, los efectivos de Bomberos entraron en el domicilio y localizaron al hombre, L.B.F., de 39 años, colgado de una cuerda, tal y como ha explicado la Guardia Civil. Los sanitarios que se encontraban en la zona intentaron sin éxito reanimar al hombre, que todavía tenía pulso débil.

Estaba "en paro y bebía"

Por su parte, el regidor de Carral ha explicado que el dueño de la gestoría donde trabajaba la víctima se encontraba en el interior de un despacho cuando sucedieron los hechos. "Al oír los gritos, salió del despacho y forcejearon", ha señalado. Tras ello, el presunto agresor huyó en el coche de ella.

Fernández Mouriño ha indicado también que no tiene constancia de que hubiera denuncias anteriores por malos tratos ni intervención de los servicios sociales. "Creo que nunca hubo, pero él, últimamente, estaba un tanto abandonado, estaba en el paro, bebía...", ha relatado, para aclarar que "hacía ya algún tiempo" que ambos no eran pareja. "Estuvieron juntos desde jóvenes, pero ya hace algún tiempo que no eran pareja. Ni estaban casados ni llegaron a estarlo", ha precisado el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios