Baumgartner completa con éxito su salto récord

  • Según la misión, el austríaco habría superado la barrera del sonido tras lanzarse desde la estratosfera, a 39 kilómetros de altura. Durante unos segundos pensó "que iba a perder el sentido".

Comentarios 19

El deportista de alto riesgo austríaco Felix Baumgartner ha tocado tierra sano y salvo tras lanzarse desde la estratosfera, a más de 39.000 metros de altura, para convertirse supuestamente en el primer ser humano en romper la barrera del sonido en caída libre. Los cálculos de la misión prevén que lo habría conseguido en los primeros 40 segundos de caída libre, cuando habría acelerado en ese espacio de tiempo hasta 1.173 kilómetros por hora. También habría inscrito su nombre en otras dos marcas superadas este domingo, arrojarse en caída libre desde el lugar más alto, 39.045 metros, y subir en un globo tripulado al punto más alejado de la tierra, pero los tres datos son preliminares y deben aún ser ratificados por expertos independientes.

Los primeros 40 segundos han sido los más terribles, cuando parecía que Baumgartner giraba sobre sí y perdía el control sobre el descenso. "Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido", dijo el deportista de 43 años en sus primeras declaraciones tras llegar en paracaídas en la localidad de Roswell, en Estados Unidos, donde ha tenido lugar el salto. "Ha sido muy difícil. Estás deshidratado, estás cansado. Ahí arriba es un mundo distinto, el cuerpo reacciona de forma diferente", declaró.

Baumgartner logró controlar tras esos segundos de incertidumbre el descenso y evitó caer en barrena, lo que le podría haber ocasionado una hemorragia cerebral en caso de girar de forma descontrolada. El deportista no ocultó su alegría al llegar a tierra de una sola pieza cuando felicitó y abrazó a sus padres y su novia, que habían seguido al borde de las lágrimas la aventura, especialmente su madre, Eva, que no pudo evitar llorar. "A veces tenemos que llegar muy alto para ver lo pequeños que somos", declaró a la prensa poco después el deportista. "Cuando uno está de pie en la cima del mundo, se es demasiado humilde como para pensar acerca de los récords", agregó.

Poco le importó que no hubiera superado una de las marcas que se propuso romper. Y es que en el descenso total de unos nueve minutos, la caída libre de Baumgartner ha sido de cuatro minutos y 20 segundos, por lo que no batió el récord anterior, de cuatro minutos y 36 segundos. Esa marca sigue en posesión de quien ha supervisado el salto desde el control central: Joe Kittinger, de 84 años, que se arrojó en 1960 cuando era miembro de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos desde una altura de 31.333 metros. "Joe se ha ganado que su récord siga después de 52 años", dijo el deportista con humor sobre su mentor, al que siempre ha dedicado elogios.  Aun así, los organizadores destacaron que el tipo de caída libre de Kittinger fue de una modalidad distinta a la practicada por Baumgartner, lo que constituiría un récord más.

La ascensión de dos horas y 36 minutos en globo de la cápsula ha sido un acontecimiento planetario, seguido en directo por millones de personas en 150 televisiones y en internet. Solamente en el portal digital de vídeo Youtube, casi 7,3 millones siguieron en directo el momento de más visitas, cuando se sentó en el borde de la cápsula antes de arrojarse al vacío a más de 39 kilómetros de altura. También la agencia espacial estadounidense, la NASA, le dedicó un mensaje en su cuenta de Twitter:

Tampoco el presidente de Austria, Heinz Fischer, quiso perder la oportunidad de felicitarle: "Un gran éxito que se ha conseguido con coraje y perseverancia y que ha captado la atención mundial. Austria se siente orgulloso del logro". Red Bull ha catalogado la misión como científica y el deportista considera que se podrá conseguir información crucial sobre la reacción del cuerpo humano para futuras misiones espaciales. "Demostrar que un ser humano puede romper la barrera del sonido en la estratosfera y regresar a la tierra sería un paso hacia la creación en el espacio cercano de procedimientos de rescate que actualmente no existen", explicó antes de la misión.

Con su salto, Baumgartner ha hecho historia justo en una fecha histórica: hace justo 65 años, el piloto estadounidense Chuck Yeager rompió por primera vez la barrera del sonido, a bordo del avión experimental X-15.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios