Cáritas recuerda a la Iglesia que aporta menos de un 2% de su presupuesto

  • El director de la institución en Barcelona cree que el hecho de pagar el IBI no debería restar atención a los necesitados. Rajoy no tiene intención de hacer que la Iglesia pague por sus inmuebles.

Comentarios 33

El director de Cáritas Diocesana de Barcelona, Jordi Roglá, opina que si la Iglesia tuviera que pagar el IBI de sus inmuebles ello no debería restar atención a las personas necesitadas y recuerda que la Conferencia Episcopal Española aporta sólo 5 de los 270 millones de las 68 Cáritas que hay en España. En una entrevista, Roglá ha dicho que si tuviera que decirle algo al presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Antonio María Rouco Varela -quien afirmó que si la Iglesia pagase IBI iría en detrimento de otras acciones, como las de Cáritas- "le diría que lo más importante es que haya el máximo posible de ayudas a las personas pobres, y más en estos momentos".

El director de Cáritas de Barcelona, que agrupa a las diócesis de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat y Terrassa, ha explicado que gestionará este año unos 25 millones de euros "y lo que recibimos a través de la CEE son 213.088 euros, un 0,8% de nuestro presupuesto". La CEE aportó a Cáritas de Barcelona 188.613 euros el año 2011, 147.526 en 2010 y 97.344 euros en 2009. "Hombre, si usted me pregunta cómo nos afectaría no tener esta cantidad, pues yo le diría que iría en detrimento de ayudar a personas que lo necesitan mucho, aunque no es lo mismo que si estuviésemos hablando del 20%, pero yo animo a los cardenales a que aunque sea sólo un euro no dejen de darlo", ha dicho Roglá. "Pediría a los cardenales -ha añadido- que por favor hagan todo lo posible, en caso de que se dé la situación del IBI, que, por favor, al menos durante unos años, eso no vaya en detrimento de las personas más necesitadas".

El director de Cáritas de Barcelona, que tiene previsto entrevistarse en los próximos días con el cardenal Lluís Martínez Sistach, ha recordado que la aportación de la CEE a las diferentes Cáritas se acordó hace cuatro años ante al aumento de las necesidades de atención a las personas y que se trata "de un donativo extraordinario temporalizado".

Roglá también ha revelado que la aportación a Cáritas de Barcelona de todas las administraciones públicas -Gobierno central, Generalitat, Diputación de Barcelona y los 40 ayuntamientos del área metropolitana- sólo cubren entre un 10% y un 12% de los gastos de Cáritas, que el año pasado atendió a más de 150.000 personas, una cifra que crece exponencialmente cada año. "Me preocupa mucho -ha señalado Roglá- que en un Estado de bienestar tengamos que hacer frente a una crisis con tanto padecimiento a través de donativos de particulares, a través de personas que renuncian a lo que necesitan para llegar a fin de mes".

Roglá ha explicado que el 70% de los gastos de Cáritas son financiados por donaciones particulares y entre un 15% y un 20% proviene de los fondos que las diócesis recogen en las colectas de Navidad y del Corpus. "Están creciendo las donaciones más modestas y han bajado las que aportaban grandes cantidades, pero una cosa ha compensado la otra", ha explicado Roglá, contrario a que el Estado de bienestar "lo soporten los donativos de particulares".

El director de Cáritas también ha lamentado que se dediquen "millones de euros a rescatar bancos que han naufragado, pero no tengamos dinero para rescatar a las personas que se han caído al 'mar', eso sí me preocupa". "Hay centenares de millones de euros para reparar estos grandes barcos que están naufragando y de ellos tendrían que sacar una parte para poder ayudar al menos a lanzar un salvavidas para que no se acaben de ahogar los náufragos", ha dicho metafóricamente el director de la ONG católica.

Roglá ha insistido en la necesidad de un consenso social y político para hacer un pacto nacional por el empleo puesto que es la precariedad laboral y la elevada tasa de paro la que provoca las situaciones "inhumanas e indignas de pobreza" contra las que lucha Cáritas, "donde lo que sí tenemos son unas muestras de generosidad bestiales". Ha anunciado que la ONG católica prepara un nuevo proyecto para afrontar "la pobreza hereditaria" que han empezado a detectar en Cataluña. "En estos momentos necesitamos a todo el mundo, porque vale la pena luchar por la dignidad de las personas", ha concluido.

El Gobierno rechaza cobrar el IBI a la Iglesia

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que no tiene ninguna intención de "denunciar" el Concordato con la Santa Sede vigente desde 1979 para que la Iglesia pague el IBI de determinados locales de su propiedad, tal y como pide el PSOE. En rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Rajoy ha irozinado sobre esta iniciativa: "Con lo que está cayendo en España, con todo lo que está pasando", el principal partido de la oposición "se empeña en denunciar un tratado que está en vigor desde 1979". Algo que, a su juicio, sería "una irresponsabilidad" porque, ha dicho, ya tenemos suficientes frentes abiertos" y ha pedido "que se hable de lo importante y nos dediquemos a lo mismo". "Y lo más sorprendente es que lo haga después de haber estado veinte años en el Gobierno", ha subrayado el jefe del Ejecutivo.

Rajoy ha recordado a los socialistas que en la situación por la que pasa España "hay que intentar ser serios y no buscar problemas que dividan a la gente". También se ha remitido a la ley para recordar quién está exento de pagar el IBI, entre los que se encuentran instituciones y organizaciones "con una importante función social". El presidente ha respondido entre risas a la pregunta de si el PP paga el IBI de sus sedes. "Podría decir aquello de que yo no llevo estos temas", ha dicho a los periodistas, "pero desde luego, de Génova sí lo paga. Ahora, de todas sus sedes, espero que sí".

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios