Científicos alertan de la transmisión de la malaria y el dengue de monos a humanos

  • Un estudio realizado en Malasia demostró que hay una variante que está mal diagnosticada

Los macacos y langures, especies que deleitan a la gente de Malasia con sus piruetas, se han convertido en un problema sanitario desde que los expertos descubrieron que estos monos trasmiten a los humanos enfermedades como la malaria o el dengue.

Un estudio llevado a cabo por la universidad malasia de Sarawak ha demostrado que un tipo de malaria potencialmente mortal, y que es transmitida por macacos, estaba siendo mal diagnosticada como otra variante de malaria menos dañina, según recoge la revista científica News Medical.

La investigación, realizada a partir de exámenes realizados a mil pacientes de diferentes áreas del país, puso de manifiesto que una de cada cuatro estaba infectado por el denominado plasmodium knowlesi, que transmiten los macacos.

Esta variante de malaria, que hasta hace muy poco los médicos confundían con la que causa el parásito plasmodium malariae, puede producir la muerte cuando no se actúa con celeridad debido a los trastornos que produce en el hígado y el corazón.

Según los científicos que participaron en la investigación, la malaria de origen simio es similar a la conocida por el nombre de falciparum, que actúa con rapidez contra el organismo humano.

La profesora Janet Cox-Singh y sus colegas de la Universidad de Sarawak demostraron que la malaria de origen simio no sólo es casi endémica en la isla de Borneo, donde la población de monos es numerosa, y que está extendida en la península de Malasia, sino que también se han detectados casos en Tailandia y Birmania.

La malaria, que causa cada año la muerte de un millón de personas en todo el mundo, se transmite a través del mosquito anopheles y afecta especialmente a las poblaciones de África.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios