Desalojadas 30 viviendas en el barrio alicantino de Virgen del Carmen

  • Cuatro personas han sido detenidas, una de ellos por resistencia a ser desalojadas y otras tres por encontrarse en busca y captura

Comentarios 0

 Agentes del Cuerpo Nacional de Policía desalojaron el lunes a unas 30 familias que residían ilegalmente en cuatro bloques de viviendas en el barrio alicantino Virgen del Carmen, propiedad del instituto valenciano de vivienda IVVSA, según informaron fuentes de este organismo. Además, según testigos presenciales, en el operativo fueron detenidos cuatro individuos, uno de ellos por resistencia a ser desalojados y otros tres por encontrarse en busca y captura.

  El operativo comenzó a las 8.00 horas del lunes en cuatro bloques con 65 viviendas situadas en la calle Diputado Joaquín Galant, conocido como 'el callejón de la muerte'. El IVVSA inició hace más de un año y medio un expediente para la rehabilitación de las viviendas, que tendrá un coste de 3 millones de euros, y notificó hace ocho meses el desalojo de los inquilinos que habían ocupado ilegalmente estos pisos, propiedad de la Generalitat.

  En total, quedaban 30 familias en los bloques, ya que la mayoría habían desalojado los pisos anteriormente. Además, las doce únicas familias que residían allí legalmente, porque el IVVSA les había adjudicado una vivienda, ya las habían abandonado y están realojadas en otras viviendas sociales.

  Así, agentes de la Policía Nacional, entre ellos 40 agentes antidisturbios, acudieron a los bloques para garantizar la decisión judicial del desalojo y, según fuentes del IVVSA, algunos de los inquilinos ya estaban sacando sus enseres.

  No obstante, según testigos del operativo, uno de los inquilinos se resistió a ser desalojado, por lo que fue detenido. Además, la policía también arrestó a otros tres individuos, que tenían una orden de busca y captura por diversos delitos.

  Estas casas fueron ocupadas ilegalmente mediante diversos procedimientos, como el realquiler por parte de adjudicatarios que no residían allí, por violentar las puertas de casas deshabitadas o por cesión por parte de inquilinos que se marcharon de allí y no notificaron al IVVSA el abandono de la vivienda.

  Tras el desalojo, se han retirado de las viviendas toneladas de basuras y enseres en mal estado. En algunas de las casas, había habitaciones destinadas únicamente a contener la basura que se iba almacenando, en lugar de depositarla en los contenedores de la calle. Además, las casas tienen desperfectos en baños y puertas, algunas de las cuales eran arrancadas y otras utilizadas para reforzar la de entrada de la calle.

  En este sentido, testigos del operativo indicaron que en una de las viviendas tenía una pequeña puerta en medio de la puerta de acceso a la vivienda, a modo de farmacia de guardia, ya que sus moradores presuntamente se dedicaban al tráfico de droga y atendían así a sus clientes.

  A partir de ahora, el IVVSA empezará inmediatamente la rehabilitación de las viviendas, todas al mismo tiempo, y contratará vigilancia privada para garantizar el transcurso de las obras y evitar nuevas ocupaciones. 

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios