Detenido tras matar a su mujer a golpes y esconderla en la azotea

  • El suceso se ha producido en un pueblo de la provincia de Tarragona, donde pasaban unos días de vacaciones la víctima, de 70 años, y el arrestado, de 78.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el domingo a un vecino de Zaragoza como presunto autor de la muerte de su esposa, Concepción M.C., de 70 años y también vecina de esa ciudad, que, según las primeras investigaciones, ocurrió el pasado jueves, día 11. El hombre de 78 años detenido en Sant Carles de la Rápita (Tarragona) mató presuntamente a la víctima a golpes, envolvió el cuerpo en mantas y lo guardó en una caseta de la azotea del edificio en el que veraneaban, han explicado fuentes de la investigación.

El alcalde de la localidad, Joan Martín Masdeu (CiU), ha asegurado que "la resolución del caso está muy cerca" y ha explicado que se trababa de un matrimonio de Zaragoza, jubilados ambos, que estaban de vacaciones desde hacía poco más de un mes en Sant Carles de La Rápita. "El desencadenante fue una fuerte discusión el jueves pasado", ha dicho el alcalde, que ha narrado que unos familiares llamaron a la Policía Local al no tener noticias de la mujer una vez transcurridas las Fiestas del Pilar.

Los vecinos han apuntado que el matrimonio veraneaba en la localidad "desde hacía unos quince años", e incluso habían establecido relaciones de amistad con otros vecinos. En concreto, una persona residente en el número 10 de la calle Joan Tibau, en cuyo cuarto piso veraneaban los ancianos, ha explicado que "el pasado jueves se oyó una discusión muy fuerte y luego golpes", por lo que se cree que el detenido mató a su mujer ese día, aunque los Mossos están a la espera del resultado de la autopsia para confirmar este aspecto. Tras el homicidio, el hombre hizo vida normal e, incluso, la Policía Local fue a buscarlo para detenerlo a un bar. El detenido no ha pasado todavía a disposición judicial en Amposta y sobre él no consta ninguna denuncia anterior por violencia machista.

Unas 50 personas, entre concejales, personal del consistorio y vecinos han guardado un minuto de silencio ante el edificio del ayuntamiento para expresar su condena por este crimen. El alcalde, Joan Martín Masdeu, ha leído un manifiesto, suscrito por todos los partidos del consistorio, que expresa "el rechazo más contundente ante cualquier situación de violencia física y psíquica contra las mujeres" y condena "los trágicos hechos ocurridos", además de pedir "una resolución rápida del caso" y solicitar a las diferentes administraciones que "sigan haciendo campañas de sensibilización". La coordinadora del Institut Catalá de les Dones (ICD) en las Tierras del Ebro, Carme Valls, también presente en el acto, ha "condenado enérgicamente" los hechos y ha pedido a las mujeres que utilicen los servicios que ofrece el ICD de asesoramiento y atención a las víctimas de violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios