España no variará sus recomendaciones respecto a las prótesis mamarias PIP

  • La reunión europea ha desoído el llamamiento francés a la retirada de los implante. Sanidad ha encargado un estudio "urgente" sobre las PIP y recomienda un seguimiento médico a las portadoras.

España, como el resto de países comunitarios, no va a variar las recomendaciones que ya ha hecho respecto a las prótesis mamarias Poly Implant Prothése (PIP), a pesar del llamamiento que el Gobierno francés ha hecho a las mujeres que las llevan para que se las retiren.

Así lo ha comunicado el secretario general de Sanidad en funciones, Alfonso Jiménez Palacios, quien ha intervenido en una reunión, vía audioconferencia, con autoridades sanitarias de otros países de la UE para coordinar las acciones que debían emprenderse tras el anuncio del Gobierno francés. 

Jiménez ha subrayado que las autoridades sanitarias no han aportado argumentos científicos rigurosos que justificaran un cambio de las recomendaciones que ya se han hecho en Europa a todas las mujeres que se han implantado esas prótesis. 

Profundizar sobre las prótesis

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha encargado un estudio "urgente" sobre las PIP. El departamento que dirige Ana Mato ha tomado esta decisión tras las noticias aparecidas en diversos medios de comunicación sobre posibles problemas relacionados con dichas prótesis (PIP). 

Los citados implantes están retirados del mercado desde marzo, después de que las autoridades francesas detectaran que estaban fabricados con un gel de silicona diferente del exigido y tras existir sospechas sobre su vinculación con algunos casos de cáncer de mama. Asimismo, han descubierto que tienen un alto riesgo de "ruptura" y de causar "reacciones inflamatorias" en sus portadoras.

Consejos para portadoras

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, recomienda a aquellas mujeres portadoras de prótesis mamarias de la empresa Poly Implant Prothèse (PIP) que acudan a su médico para someterse a un seguimiento adecuado y evaluar si procede su retirada. Jiménez Palacios añade que el seguimiento de las portadoras debe ser ecográfico.

En España, según informa la Aemps, "no es posible hacer una estimación estable" de cuantas mujeres podrían llevar estos implantes, dado que la empresa distribuidora y el fabricante han desaparecido. No obstante, recomienda a aquellas personas que tengan un implante mamario por cualquier causa que comprueben que su prótesis es de esta empresa y, de ser así, que "contacten con su médico para someterse a un seguimiento adecuado, que incluya un control ecográfico anual o con una frecuencia mayor a criterio del cirujano". 

En el caso en que se detecte o sospeche la rotura de las prótesis, la Aemps asegura que "debe procederse a su explantación". En cambio, si no hay sintomatología clínica o deterioro de la prótesis, las actuaciones a seguir serán determinadas conjuntamente con el cirujano "en función de las circunstancias médicas y estéticas particulares de cada persona".

A raíz de este problema, la Aemps reconoce que "está estudiando" la forma de poner en marcha un registro de implantes, aunque reconoce que "tendrá que hacerse en colaboración con las sociedades médicas relevantes en la materia".

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre) aconsejó a las mujeres con implantes mamarios PIP que se sometan a una revisión y que "ante el mínimo signo o duda de posible rotura de las prótesis, éstas sean extraídas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios