Investigan la muerte de tres personas en un domicilio de un pueblo de Zamora

  • Las víctimas son un matrimonio y su hijo, y los tres cuerpos presentan impactos por arma de fuego.

Tres personas, un matrimonio y su hijo, han sido halladas muertas con impactos de arma de fuego, tendidos dentro del recinto de su finca pero en el exterior de la casa, a las afueras de la localidad de Vegalatrave (Zamora), según han confirmado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Zamora. Aunque aparentemente, en un primer momento, sólo se observó que uno de los cadáveres presentaba un disparo, el del padre de la familia, Luis José O.J., de 74 años, en torno a las 13:00, con el levantamiento de los cadáveres, la inspección ocular de la Policía Judicial determinó que la mujer, María Asunción P.C., de 62 años, y su hijo José Luis O.P., de 37 años, también presentaban heridas de arma de fuego.

Tras el hallazgo de los cuerpos sin vida, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha descartado la participación de terceras personas en las muertes y ha subrayado que no consta la existencia de denuncias o hechos vinculados con violencia doméstica entre los tres fallecidos. La subdelegada del Gobierno en Zamora, Clara San Damián, ha manifestado que los investigadores que se ocupan del suceso mantienen abiertas todas las opciones, sin desechar ninguna hipótesis sobre lo ocurrido.

Este suceso ha sorprendido a los vecinos de la pequeña localidad de Vegalatrave, de poco más de un centenar de habitantes, situada a cuarenta kilómetros al norte de Zamora. La alcaldesa de la localidad, Isabel Álvarez, ha explicado que ha sido sobre las 09:00 cuando un vecino del pueblo ha visto sin vida al varón del matrimonio tendido en el jardín de la casa, con un disparo y una escopeta al lado. Álvarez ha detallado que los vecinos se encuentran "sorprendidos y consternados" ante lo ocurrido, porque era algo "que nadie se podía esperar ni imaginar".

Esta familia llevaba quince años viviendo de manera regular en la calle Vereda, a las afueras de Vegalatrave, en una casa de dos plantas situada al norte del municipio. Álvarez ha añadido que la familia se trasladó al municipio cuando el hombre se jubiló, "porque antes vivían en Andalucía ya que él trabajaba en una empresa de la construcción y, al jubilarse, volvieron al pueblo de donde era natural la mujer". El hijo vivía con sus padres "porque actualmente no estaba trabajando", ha puntualizado la alcaldesa de Vegalatrave.

Uno de los vecinos del municipio, Aurelio Genicio, ha comentado que el matrimonio y su hijo "eran gente muy normal, una familia tranquila integrada en la vida del pueblo". Genicio ha recordado que el mismo jueves estuvo hablando con el matrimonio y no notó "nada extraño, estaban como siempre, normales". Las Fuerzas de Seguridad continúan con las averiguaciones para conocer las circunstancias en las que se desencadenó el suceso, una investigación que se encuentra bajo la dirección del Juzgado número 2 de Zamora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios