Investigan otro caso sospechoso en Alicante ligado al mal de las 'vacas locas'

  • Esperan confirmar la causa de la muerte de un hombre de 55 años en Torrevieja

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Generalitat valenciana aseguró ayer, en un comunicado, que actualmente "no existe confirmación alguna" de que la muerte de un hombre de 55 años ocurrida el pasado 28 de marzo en el Hospital de Torrevieja (Alicante) se deba a la variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob por consumo de carne de vacuno contaminada, vinculada al mal de las vacas locas.

La Administración sanitaria valenciana subrayó que la Comunidad garantiza "los máximos planes de control y prevención de la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob por consumo de carne de vacuno contaminada" y señaló que, en estos momentos, "se están realizando los análisis oportunos para determinar si este fallecimiento tiene relación con alguna de las variantes de esta enfermedad".

Los resultados estarán disponibles "en un mes", de acuerdo al protocolo establecido, y práctica que realiza desde el año 1996, plazo necesario para llevar a cabo las técnicas de cultivo de las muestras.

La Comunidad Valenciana cuenta desde 1996 con un sistema especial de vigilancia de la Enfermedad Creutzfeldt-Jakob y Encefalopatías Espongiformes Transmisibles humanas, con protocolos de actuación y declaración de casos sospechosos, recogida de muestras clínicas y estudios post mortem, por lo que se analizan todos los casos con sospecha de esta enfermedad.

Según la Consejería, en estos momentos no hay "ninguna incidencia de relevancia desde el punto de vista epidemiológico", sino que se está "dentro de los niveles de incidencia previstos para estas enfermedades neurodegenerativas".

Actualmente, en la Comunidad Valenciana se aplican los programas nacionales cofinanciados por la UE frente a las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET).

Un total de ocho animales fueron detectados en diversas provincias de Andalucía con el mal de las vacas locas desde el año en que comenzaron los controles para esta enfermedad, en 2000, y desde hace tres años no se ha registrado ningún caso nuevo, según informó el Consejo Andaluz de Veterinarios.

En declaraciones a Europa Press, su presidente, Fidel Astudillo, señaló que cuatro de los casos se detectaron en Córdoba, dos en Huelva y uno en Jaén y Sevilla, respectivamente, mientras que en Cádiz, Málaga, Almería y Granada "no se registró ninguno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios