Muere un hombre de 53 años en una capea en Valladolid

  • El fallecido recibió una cornada de un toro en el abdomen.

Un hombre de 53 años, domiciliado en Dueñas (Palencia) y cuya identidad no ha sido facilitada, ha fallecido esta mañana durante la capea posterior al primer encierro de las Fiestas de Nuestra Señora y San Roque en Peñafiel (Valladolid), tras recibir una cornada de un novillo en el abdomen.

El hombre ha sido intervenido en la enfermería del coso, pero ha fallecido durante su traslado hasta el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, según ha informado Marcos Alonso, director de la oficina de comunicación del Ayuntamiento de Peñafiel.

La cogida mortal se ha producido en el interior de uno de los portales que circundan la Plaza del Coso de Peñafiel, donde se encontraba el mozo y fue alcanzado en el abdomen por el novillo.

El primer encierro de las Fiestas de Nuestra Señora y San Roque, protagonizado por seis utreros de la ganadería de los Hermanos Sánchez Herrero, ha alternado carreras vistosas con las cogidas que han sufrido otros dos mozos, uno herido en un hombro y otro en una pierna.

Por el momento se desconoce si el Ayuntamiento de Peñafiel adoptará alguna medida en relación con ese percance mortal, tales como la suspensión del festejo taurino previsto para esta tarde o el popular desfile festivo de El Chúndara, que tradicionalmente marca el inicio de las fiestas.

Este municipio, situado en el este de la provincia de Valladolid, a unos 55 kilómetros de la capital, ha dispuesto para los espectáculos taurinos un total de siete ambulancias, así como de un equipo médico integrado por cirujanos, anestesistas y enfermeros.

Su medieval y característica Plaza del Coso es el lugar donde habitualmente se celebran sus espectáculos taurinos, que en el caso de los encierros y capeas está dividida en dos partes por una barrera circular inscrita en su interior, y en cada una de las cuales se sueltan los astados de forma simultánea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios