Muere otra niña pequeña tras caerse a una piscina en Toledo

  • Esta muerte eleva a doce el número de personas que han fallecido esta semana en instalaciones acuáticas.

Una niña de dos años ha fallecido tras caerse a una piscina en la localidad toledana de El Viso de San Juan, informaron fuentes de la Delegación del Gobierno.

La menor, cuya identidad responde a las iniciales de S.B.O., fue trasladada por su padres al centro de salud de Valmojado, donde falleció a los pocos minutos.

Aunque las causas del fallecimiento no se han determinado a la espera del informe forense, lo más probable es que haya sido por ahogamiento, aunque también pudo producirse por un golpe.

El suceso ocurrió sobre las diez menos cuarto de la mañana en una piscina privada de El Viso de San Juan, localidad próxima a Madrid.

La muerte de la pequeña se une a la que se produjo ayer de una niña francesa en una piscina de Elche (Alicante) y eleva a doce el número de personas fallecidas en España en instalaciones acuáticas en la última semana, de las que cuatro eran niños, según datos facilitados por la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA).

Fuentes de esta entidad han afirmado que las piscinas privadas de hoteles, urbanizaciones o chalés están entre los lugares más propensos para que ocurra este tipo de sucesos.

"Tener una piscina en casa implica la inexcusable necesidad de adoptar medidas preventivas", han añadido.

Asimismo, esta asociación recomienda tanto a padres y cuidadores como a responsables de instalaciones acuáticas "extremar las medidas de precaución con los menores en zonas de baño", así como vallar las piscinas y fijar un cierre de seguridad.

Esta asociación sostiene que cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, piscinas, ríos o embalses, si bien el 86 por ciento de estos percances mortales se produce en instalaciones privadas.

La asociación DIA, con sede en Alcoy (Alicante), ha iniciado una campaña informativa para reducir el riesgo de ahogamiento en esta época estival, la cual está dirigida fundamentalmente a los adultos.

El 77% de los niños fallecidos por ahogamiento en instalaciones acuáticas correspondió a casos de menores que fueron "perdidos de vista por sus padres o cuidadores" cinco minutos antes de registrarse el percance mortal, según refleja un informe de esta asociación.

Entre otras situaciones analizadas en el estudio, DIA destaca que "la mitad de los menores víctimas de ahogamiento fue vista dentro de la casa la última vez antes de producirse el incidente" y un 23% estaba en el porche, el patio o el césped antes de ahogarse.

El mayor riesgo lo corren los niños de entre 1 y 4 años, y el 60% de los menores que sobreviven a un accidente acuático tendrá secuelas permanentes.

En España existen más de 580.000 piscinas, lo que la sitúa sólo por detrás de Francia en Europa; de ellas, el 86 por ciento está destinado a uso privado y familiar, y el 14 por ciento restante es de uso colectivo-recreativo, según datos de la Asociación de Fabricantes de Equipos y Constructores de Piscinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios